El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Contenidos

Inicio
Mapa del Sitio
ValparaisoNuestro
Foro
Cartas
Informaciòn
Documentaciòn
Textos Escogidos
Denuncias
Links
Contàctenos

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Normas de conservación del patrimonio 

Balance
patriótico

Por Vicente Huidobro:

 
Descargue Archivos

1. Ley organica constitucional de Municipalidades

2. Ley organica constitucional sobre gobierno y administración regional

3. Crisis moral de la República

4. 13364 Ley Lorca. 

5. Modificación Plan intercomunal de Valparaíso Sector La  Pólvora (Acta Completa)

 

Si tiene alguna duda o necesita mayor información, viste nuestro foro o escríbanos a nuestro correo electrónico

 
Reportajes:
 

 

Guerra contra los usureros internacionales

Greg Palast es un reportero premiado, escribe "Dentro de la América Corporativa" para el "London Observer" y para "Newsnight", de la BBC. 

Premio Nóbel desnuda FMI, BM,OMC y su estrategia, Hacia adonde vamos?

Nota a Joseph Stiglitz: El ganador del premio Nobel de economía Por Greg
Palast (*) Publicado en The Observer, de Londres. Greg Palast es un
reportero premiado, escribe "Dentro de la América Corporativa" para el
"London Observer" y para "Newsnight", de la BBC. Pueden ver sus
artículos
en http://www.GregPalast.com.

Por Greg Palast (*)

Era como una escena de una novela de espías. El brillante agente deserta, pasa para nuestro lado, y después de horas de interrogación, vacía su memoria de los horrores cometidos en nombre de una ideología política que ahora él mismo reconoce como podrida.

Sin embargo, aquí en mi presencia, tenía una presa mucho más grande que cualquier espía de la Guerra Fría.

Joseph Stiglitz fue economista en Jefe del Banco Mundial. En gran parte, el nuevo orden mundial económico es su teoría hecha realidad.

Interrogué a Stiglitz durante varios días, en la Universidad de Cambridge, en un hotel en Londres y finalmente en Washington D.C., durante la gran confabulación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

Pero en lugar de encabezar las reuniones de ministros y banqueros, Stiglitz fue exiliado detrás de los cordones policiales, lo mismo que las monjas portando una gran cruz de madera, que los líderes sindicales de Bolivia, que los padres de víctimas de SIDA y otros tantos en contra de la globalización.

El principal agente interno estaba ahora afuera. En 1999, el Banco Mundial echó a Stiglitz. No le fue permitido jubilarse, me han dicho que el Secretario del Tesoro de los EE.UU., Larry Summers, ordenó una excomunicación pública debido a que Stiglitz había expresado su primer ligero desacuerdo a la globalización al estilo del Banco Mundial.

Aquí en Washington, completamos las últimas horas de entrevistas exclusivas para *El Observador* y *Newsnight* de la BBC de Londres, con respecto al funcionamiento real, generalmente oculto, del FMI, el Banco Mundial y del accionista principal del Banco Mundial (con un 51 ), el Tesoro de los EE.UU.

Y aquí, a través de fuentes que no puedo revelar (no fue Stiglitz), obtuvimos valiosos documentos marcados con las palabras *confidencial,* *restringido* y *no revelar sin autorización del Banco Mundial*.

Stiglitz nos ayudó a traducir uno escrito en *burocratés*, titulado *Estrategia de Asistencia de País*.

Hay una Estrategia de Asistencia para cada nación pobre, diseñada, dice el Banco Mundial, después de una cuidadosa investigación interna del país.

Sin embargo, según Stiglitz, las *investigaciones* de los empleados del Banco, consisten en cuidadosas inspecciones a los hoteles de cinco estrellas de la nación.

Concluyen con un encuentro entre estos empleados del Banco y algún mendigante y quebrado ministro de economía a quien le entregan un *acuerdo de reestructuración,* preparado de antemano para su firma *voluntaria*.

La economía de cada nación es analizada individualmente y, en seguida, dice Stiglitz, el Banco entrega a cada ministro el mismo programa de cuatro pasos.

El Paso Uno es La Privatización - lo cual Stiglitz dice que se puede llamar con más precisión, *la sobornización*.

En lugar de oponerse a la venta de industrias estatales, me dijo que los líderes nacionales - usando como excusa *las exigencias del FMI* - liquidan alegremente sus empresas de electricidad y de agua. *Podías ver cómo se les abrían los ojos* ante la posibilidad de una *comisión* del
10 , pagada en cuentas Suizas, por el simple hecho de haber bajado *unos cuantos miles de millones* del precio de venta de los bienes nacionales.

Y el gobierno de los EEUU lo sabía, denuncia Stiglitz, por lo menos en el caso de la*sobornización* más grande de todas, la *venta por liquidación* Rusa de 1995. *La visión del Tesoro de los EEUU fue que eso era fabuloso en tanto que Yeltsin fuera reelegido. No nos importa si es una elección corrupta. Queremos que el dinero vaya a Yeltzin*, a través de aportes para su campaña.

Stiglitz no es ningún loco murmurando una teoría conspirativa. El hombre estaba dentro del juego, fue miembro del gabinete de Bill Clinton como Jefe del Consejo Presidencial de Consultores Económicos.
Lo que más enferma a Stiglitz es que los oligarcas rusos respaldados por los EEUU, devastaron las industrias del país con el resultado de que el esquema de corrupción bajo el la producción rusa a la mitad, causando depresión y hambruna.

Después de la *sobornización*, el Paso Dos del plan *siempre la misma receta* del FMI/Banco Mundial es *La Liberalización del Mercado de Capitales*. En teoría, la desregulación del mercado de capitales permite que la inversión de capital entre y salga.

Desafortunadamente, como pasó en Indonesia y Brasil, el dinero simplemente salió y salió. Stiglitz llama a esto el ciclo de *Dinero Caliente*. Dinero en efectivo entra especulando con bienes raíces y moneda local y se escapa ante los primeros problemas (capitales golondrina).

Las reservas de una nación pueden ser vaciadas en cuestión de días u horas. Y cuando esto pasa, el FMI insiste en que estas naciones suban sus tasas de interés a 30 , 50 y 80 para seducir a los especuladores y que regresen con los fondos de la nación.

*El resultado era predecible*, dice Stiglitz con respecto a los maremotos de Dinero Caliente en Asia y América Latina. Las altas tasas de interés destruyeron el valor de la propiedad, despedazaron salvajemente a la producción industrial y vaciaron las arcas del tesoro nacional.

En esta etapa, el FMI empuja a la exhausta nación al Paso Tres: *Precios regulados por el Mercado*, un término sofisticado para subir los precios de la comida, agua y gas de cocina. Predeciblemente esto da lugar a un Paso Tres-y-Medio: lo que Stiglitz llama los *Disturbios del FMI*.

Los disturbios del FMI son dolorosamente predecibles. Cuando una nación está *caída y en desgracia, (el FMI) se aprovecha y le exprime hasta la última gota de sangre. Incrementa el calor hasta que, finalmente, la olla entera explota*, como cuando el FMI eliminó los subsidios a la comida y combustibles para los pobres de Indonesia en 1998. Indonesia estalló en disturbios.

Pero hay otros ejemplos - los disturbios bolivianos por los precios de agua el año pasado y este febrero, los disturbios en Ecuador por los incrementos en los precios del gas natural impuestos por el Banco Mundial.
Da la impresión de que el disturbio forma parte del plan.

Y así es. Lo que no sabía Stiglitz es que, mientras estuvieron en los EEUU, la BBC y el Observador consiguieron varios documentos internos del Banco Mundial, marcados como *confidencial,* *restringido,* y *no revelar*.

Tomamos uno: la *Estrategia Interina de Asistencia de País,* para Ecuador.
En él, el Banco afirma varias veces - con fría precisión - que se esperaba que sus planes iban a dar chispa a *disturbios sociales*, lo que es su término para una nación en llamas.
Eso no es sorprendente.

El reporte secreto indica que el plan para hacer del dólar de los EEUU la moneda de Ecuador ha empujado al 51 de la población por debajo de la línea de pobreza. El plan de *Asistencia* del Banco Mundial simplemente recomienda que se enfrenten las protestas civiles y el sufrimiento con
*firmeza política* y precios aún más altos.

Los disturbios del FMI (y por disturbios me refiero a protestas pasivas dispersadas por balas, tanques y gas lacrimógeno) causan, debido al pánico, nuevas salidas del capital, además de gobiernos en bancarrota. Sin embargo, este incendio económico tiene un lado positivo - para las corporaciones extranjeras, quienes pueden adquirir los bienes restantes, tal como una concesión minera o puerto, a precios de remate.

Stiglitz hace notar que el FMI y el Banco Mundial no son tan *desalmados*.
Para algunos financistas, no siempre aplican estrictamente la *economía de mercado*. Al mismo tiempo que el FMI frenaba los *subsidios* a la compra de comida, se ablandaba con los financistas de Indonesia. *Cuando los bancos necesitan ser rescatados, la intervención en el mercado es
bienvenida*.

El FMI logró encontrar, con sudor y lágrimas, decenas de miles de millones de dólares para salvar a los financieros de Indonesia, y por extensión, a los bancos de los EEUU y Europa a los cuales ellos les habían pedido prestado.

Aquí se ve un *modus operandi*. Hay muchos perdedores en este sistema pero claramente un solo ganador: los bancos occidentales y el Tesoro de los EEUU, quienes ganan buena plata de este nuevo remolino de capital internacional.

Stiglitz me contó de su infeliz reunión, al comienzo de su carrera en el Banco Mundial, con el entonces nuevo Presidente de Etiopía, elegido en la primera elección democrática de esta nación. El Banco Mundial y el FMI ordenaron a Etiopía colocar el dinero de ayuda en una cuenta de reserva en el Tesoro de los EEUU, recibiendo un patético 4 de interés, mientras que la nación pedía  prestados dólares a los EEUU al 12 para alimentar a su población.

El nuevo presidente rogó a Stiglitz permitirle utilizar el dinero de ayuda para reconstruir la nación. Pero no, el botín se fue directamente a la caja fuerte del Tesoro de los EEUU en Washington.

Ahora llegamos al Paso Cuatro de lo que el FMI y el Banco Mundial llaman su *estrategia de reducción de la pobreza*: el Libre Comercio. Eso quiere decir el libre comercio según las reglas de la Organización Mundial de Comercio y del Banco Mundial. Stiglizt compara este libre comercio al
estilo de la OMC con las Guerras del Opio.

*Esas guerras fueron para la apertura de mercados*, dijo. Como hicieron en el siglo XIX, los Europeos y Americanos hoy todavía están derrumbando las barreras a la importación en Asia, América Latina y Africa y, a la vez, están levantando barreras propias para proteger a sus mercados internos contra la agricultura del Tercer Mundo.

En las Guerras del Opio, el Occidente utilizó bloqueos militares para forzar la apertura de mercados para su comercio ventajista. Hoy en día, el Banco Mundial puede ordenar un bloqueo financiero igualmente eficaz - y a veces igualmente mortal.

Stiglizt es particularmente sensible respecto al tratado de la OMC sobre los derechos de propiedad intelectual (con la sigla *TRIPS* que en inglés se traduce como *TROPEZAR*). Es aquí, dice el economista, donde el nuevo orden mundial ha *condenado a muerte a la gente* por imponer tarifas y tributos imposibles de pagar a las industrias farmacéuticas por patentes medicinales. *A ellos no les importa si la gente vive o muere*, dijo el profesor, hablando de las corporaciones y los préstamos del banco con quien él trabajó.

Y de paso, no se confunda por la mezcla en este artículo del FMI, el Banco Mundial y la OMC. Son máscaras intercambiables de un solo sistema de gobierno. Ellos se han atado uno al otro en lo que desagradablemente se llaman, *gatillos*. Aceptando un préstamo del Banco Mundial para una
escuela, se *gatilla* el requerimiento de aceptar todas las *condiciones* - de las cuales hay en promedio 111 por nación - impuestos por el Banco Mundial y el FMI. De hecho, dijo Stiglitz, el FMI requiere a las naciones aceptar políticas de comercio más exigentes que las reglas de la OMC.

La preocupación más grande de Stiglitz es que los planes del Banco Mundial, diseñados en secreto y manejados por una ideología absolutista, nunca están abiertos a discusión o desacuerdo. A pesar del apoyo de Occidente hacia las elecciones a través del mundo en desarrollo, los
llamados Programas de Reducción de la Pobreza, *sabotean la democracia.* Y, además, no funcionan. La productividad de Africa Negra, bajo la *asistencia* estructural del FMI, ha descendido hasta el infierno.
¿Alguna nación se salvó de este destino?... Sí, dijo Stiglitz, identificando a Botswana. ¿Su truco mágico?: *Ellos ordenaron al FMI hacer las valijas e irse.*

Entonces miré a Stiglitz. Bien, señor profesor-demasiado-inteligente, ¿como ayudaría ud. a las naciones en desarrollo?. Stiglitz propuso reformas agrarias radicales, un ataque al corazón del
*terratenientismo*, a las usureras rentas mundialmente cobradas por las oligarquías, típicamente 50 de la cosecha del campesino. Tuve que preguntar al profesor: dado que ud. era el economista principal del Banco Mundial,
¿porque no seguían sus consejos?

*Si uno desafía (a los terratenientes), habría un cambio en los poderes de las élites. Eso no está primero en su agenda*. Evidentemente no.
Al final, lo que le empujó a poner su empleo en riesgo fue el fracaso de los bancos y del Tesoro de los EEUU para cambiar el rumbo cuando se enfrentaban a la crisis - fracasos y sufrimiento perpetrado por sus *cuatro pasos* de mambo monetarista. Cada vez que sus soluciones de
mercado libre fracasaban, el FMI simplemente ordenaba más políticas de mercado libre.

*Es un poco como las sangrías en la edad media,* me relató Stiglitz, *Cuando el paciente se moría decían: bueno, pasó que nos apuramos a detener el desangramiento, todavía le quedaba un poco de sangre.*

De mis conversaciones con el profesor concluí que la solución a la pobreza y crisis mundial es simple:
saquen a los chupa-sangres.

-------------------------------------------------------------------------

Una versión de este artículo fue publicado bajo el título *Los Cuatro
Pasos al Infierno del FMI* en *The London Observer* (Londres) en abril y
otra versión en la revista *The Big Issue* - que los pobres de la calle
venden en las plataformas del subterráneo de Londres. La revista *The Big Issue* ofreció igual espacio al FMI, sobre lo cual el portavoz principal escribió:
*... encuentro imposible responder dada la profundidad y ancho de los chismes y desinformación en el reportaje (de Palast).*

Por supuesto que fue difícil para el portavoz responder. La información (y documentos) provenían de la rebelión de los descontentos dentro de su propia agencia y del Banco Mundial.

---------------------------------------------------------------------------

Publicado en The Observer, de Londres.
Greg Palast es un reportero premiado, escribe *Dentro de la América
Corporativa* para el *London Observer* y para *Newsnight*, de la BBC


La estrella Valparaíso Lunes 6 de septiembre de 2004
Concejal Jorge Castro ante conflictos en la
UDI:
 
"Estamos protagonizando hechos muy lamentables"
 
Mientras el senador Arancibia califica de "majadería" al diputado Ibáñez por reiteradas críticas al problema económico del municipio porteño, el edil -que representa a la Alianza en el Concejo Municipal- dijo que "no se están canalizando las estructuras del partido"


Jorge Castro: "Los concejales de la Alianza hemos seguido como corresponde y dentro de la normativa los problemas económicos del municipio".

Como un balde de agua fría cayó en el ambiente político y de la Municipalidad de Valparaíso, las declaraciones del fin de semana del senador UDI, Jorge Arancibia, sobre la actitud que ha tenido en el último tiempo el diputado viñamarino, Gonzalo 

Ibáñez, de criticar constantemente la gestión económica del municipio porteño.El senador dijo que "críticas del diputado Ibáñez son una majadería", haciendo público, por primera vez, las contradicciones que hay dentro de la UDI por el tema, al explicar también que la colectividad de ambos ha denunciado, por los canales que corresponden el tema. Frente a esta situación, Jorge Castro, concejal y presidente de la UDI en Valparaíso, también se pronunció sobre la materia, ya que el tema en disputa le concierne directamente y no está dispuesto a quedarse callado.


"Estamos protagonizando hechos muy lamentables, debido a que el diputado, a quien respeto mucho, no ha respetado los canales internos del partido. Tenemos un consejo distrital que ve todas estas situaciones y lo que veo ahora es que las contradicciones internas que han existido en el partido sobre este tema se están haciendo públicas por la prensa", afirmó.

Hizo presente que "el senador Arancibia tiene toda la razón cuando afirma que los miembros del Concejo Municipal de la Alianza hemos actuado dentro de lo que hemos podido, ya que cuando un alcalde presenta un problema económico del municipio, los concejales no podemos actuar por política rechazando un plan de trabajo, ya que eso sería notable abandono de deberes".

"HEMOS ACTUADO POR LA CIUDAD"

El edil precisó que "los concejales de la Alianza hemos actuado por la ciudad y no por la política. De hecho, todo lo que se está haciendo es porque hemos tratado de informarnos el máximo posible de las cosas que están sucediendo".

Destacó que "mi impresión es que aún no se entiende que los municipios tienen demasiadas responsabilidades económicas frente a los pocos ingresos que nos llegan. Es por eso que existe una ley que apoya a los municipios para que pidan préstamos, ya que son muchas las necesidades y todas las corporaciones edilicias del país enfrentan este tema, pero la diferencia es que en Valparaíso hay más habitantes y más cesantes que, más encima, no cancelas las contribuciones, que son las que al final ayudan a superar las crisis económicas".

"NO SOY FELIZ SI LE VA MAL A PINTO"

El concejal UDI, alejándose del conflicto político de lo que está pasando con el tema del municipio, expresó que "no se trata de que aplastemos a Pinto para que políticamente nos vaya bien. Yo creo que la Alianza tiene mucho apoyo por lo que ha hecho. No soy feliz si le va mal a Pinto. Eso, debe quedar claro, ya que la postura de nuestro presidente regional de la UDI, que es el senador, es la correcta. Hemos criticado lo que nos parece mal, pero no podemos seguir con esta línea de que el municipio está pésimo por una ineficiente gestión, cuando todos sabemos que el municipio no cuenta con los recursos con que debiera contar".

CAHUINES POLITICOS

Requerido el edil sobre las informaciones que circulan en el ambiente político y municipal, sobre un reconocimiento ceremonial que estaría pidiendo el diputado Ibáñez a su partido, por haber descubierto el problema económico en el municipio, respondió que "no estoy enterado oficialmente de esta situación. El diputado Ibáñez ha actuado en su deber de fiscalizar, tal como se lo otorga la ley. Creo que es bueno que él haga este trabajo, ya que como lo dijo el senador, él es nuestro diputado de la zona que debe ver bien este tema y creo que en esa materia nadie podría desmentir que el diputado trabaja muy bien".

Finalmente, sostuvo que está a la espera de la auditoría que solicitó el mismo diputado UDI, para que se conozcan los reales alcances del déficits económico del municipio y de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Valparaíso.

La estrella  Valparaíso jueves 2
Edith Vega, presidenta de "Valparaíso Nuestro": "El administrador nos dijo que se cortaría la luz en Valparaíso

Interesantes y bastante polémicas están resultando las sesiones del Concejo Municipal de Valparaíso, debido a las intervenciones de los dirigentes vecinales y de los organismos sociales de la comuna.

En el día de ayer, la presidenta del movimiento "Valparaíso Nuestro", Edith Vega, solicitó una audiencia que había sido postergada y ahora le correspondió ser escuchada, mediante gestiones que hizo el alcalde Hernán Pinto.

En la oportunidad, la dirigenta se esmeró en criticar el déficits financiero del municipio porteño y la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Valparaíso que bordean en conjunto los 12 mil millones de pesos.

Asimismo, manifestó la molestia de sus asociados en cuanto a lo que se está haciendo con la venta de los recintos deportivos como el estadio, velódromo y Parque Alejo Barrios, aparte de inmuebles habitacionales.

Sin embargo, lo que más llamó la atención a los concejales, funcionarios municipales y público presente, fue que la dirigenta comentó que fue recibida su organización por parte del administrador municipal, el DC, Luis Bork.

En la oportunidad, el profesional les expuso los problemas económicos del municipio y, según la dirigente, les afirmó que las cosas estaban tan mal que se cortaría la luz en la ciudad.

"El administrador nos dijo que se cortaría la luz en Valparaíso. De manera tal que lo que nosotros pedimos es que el municipio entregue una información clara de lo que está sucediendo porque la comunidad tiene derecho a saber qué es lo que está pasando", afirmó.

Asimismo, expresó que es necesario que la comunidad esté constantemente informada de todo lo que pasa al interior del municipio, puesto que en su parecer la ciudadanía ha sido informada exclusivamente por lo que ha podido investigar la prensa.

"Lo que exigimos es transparencia, ya que esa es la única forma de que la ciudadanía esté bien enterada de lo que pasa en Valparaíso", indicó.

Las temáticas que expuso Edith Vega eran tan variadas que el alcale Pinto le tuvo que pedir que acortara la ponencia, ya que se estaba terminando eñ tiempo de la audiencia, tras lo cual la dirigente concluyó hablando del borde costero.

En síntesis, insistió en recriminar la idea de construir proyectos inmobiliarios que impiden el acceso al bordemar y la vista de los porteños.

REACCION

Los miembros del Concejo Municipal se mostraron sorprendidos, pero no quisieron alarmar más la situación, señalando que "el tema fue superado e hicimos nuestros descargos la semana pasada, sobre la cuestionable actitud de trabajo de este funcionario".

En tanto, el alcalde Pinto hizo caso omiso del hecho, ya que no quiere seguir más con esta situación.

El plan de ajuste municipal dejó sin la caravana dieciochera a los porteños

Triste y caminando sin destino anda por Valparaíso el folclorista y periodista porteño, Julio Rivas López, debido a que se informó que, después de más de 15 años de tradición, se terminó la caravana "dieciochera" que el municipio de Valparaíso ofrecía a la comunidad e instituciones, en general.

Esto, debido al ajuste de cinturón económico que se encuentra realizando el municipio tras una serie de medidas que han estado trabajando los miembros del Concejo Municipal.

La caravana "dieciochera" era muy característica los 17 de septiembre de cada año, debido a que consistía en un camión que llevaba un conjunto folclórico y a Julio Rivas, como locutor, que amenizaban el ambiente dieciochero, aprovechando que la mayor parte de los organismos públicos y privados trabajan hasta el mediodía.

Asimismo, la caravana y sus bailarines, cuando se detenían en lugares como la Intendencia Regional, invitaban a bailar la cueca a las autoridades y todos se servían un cacho de chicha.

Ahora, con los ajustes, "las autoridades van a tener que bailar solitas y a capella, no más", dijeron los funcionarios municipales.

Le cortaron el agua a municipio porteño
Situación hizo cerrar al público inmuebles como museos, escuela y Departamento de Asistencia Técnica, además de las bodegas municipales. En este último caso, los funcionarios no tenían dónde ir al baño

El Museo Lord Cochrane es uno de los recintos que se debió cerrar al público porque no se puede funcionar sin el vital elemento. "Pero, todo se está controlando bien", dijo uno de los trabajadores. En la Escuela Bellas Artes "también se presentaron problemas", dijeron estudiantes que conversaron con La Estrella.


Difíciles momentos enfrentan funcionarios del municipio porteño con motivo del abrupto corte del suministro del agua potable en recintos emblemáticos que atienden público y a nivel de funcionamiento interno.

Se trata del Museo Lord Cochrane, Escuela de Bellas Artes, Departamento de Asistencia Técnica y las bodegas, entre otros.

Así lo constató La Estrella ante diversos llamados telefónicos recibidos por parte del público y funcionarios afectados.

En el caso del Museo Lord Cochrane, una porteña y estudiante universitaria, sostuvo que "traté de ingresar y me dijeron que no podía. Me dio rabia al principio, pero después escuché de los funcionarios que no había agua. Por eso me comuniqué con ustedes, ya que es súper raro".

La Estrella se contactó con personal municipal por el tema, el cual corroboró la situación, explicando que "en todo caso, se está controlando muy bien el tema".

En la Escuela de Bellas Artes, los estudiantes se mostraron sorprendidos, pero también tomaron el tema para la risa.

"La verdad es que no estaba cayendo agua y estábamos cachúos, pero después se nos comentó que había problemas y se tuvieron que terminar varias clases, hasta nuevo aviso, así es que no estábamos tan tristes", se señaló.

En cuanto a las bodegas y otros recintos, los funcionarios municipales se mostraron "más urgidos", ya que el tema pasa por una situación doméstica y esencial en materia de higiene.

"Es súper penca porque cuando uno tiene que ir al baño, tiene que ir no más, pero

cuando no hay agua, la cosa se pone pesada y hubo que arreglárselas para aguantarse", expresó uno de los trabajadores municipales.

PRONUNCIAMIENTO OFICIAL

Consultado el alcalde Hernán Pinto en la tarde de ayer por el tema, a través del Departamento de Prensa, explicó que era "efectivo" el problema y que se estaba normalizando la situación para que todo siga funcionando con la misma operatividad de siempre.

La Estrella insistió esta mañana y consultó por las razones del asunto y en el municipio se informó que se debía a problemas de "orden administrativo".

Por otra parte, este medio se contactó con el departamento de prensa de Esval.

En la ocasión, se señaló que "la empresa tiene como política general, no comentar detalles de situaciones de servicio que afectan a los clientes", expresando que lo más conveniente es que sea el municipio porteño el organismo que se pronuncie sobre esta materia.

Fuentes municipales explicaron, en todo caso, que si bien existe un déficits municipal, con los ahorros que se están haciendo actualmente, la administración económica de la corporación edilicia tendría que haber cancelado este servicio a Esval. Más aún, cuando el municipio ha hecho repactaciones de deudas con casi todos los servicios básicos y, en este caso, las deudas del municipio salen del casillero de "morosidad" y pasan al rótulo de "deudas con solución".

Jueves 2 de septiembre de 2004  mercurio Santiago
Obtendrá más de $8.000 millones
Municipio sanea deuda vendiendo once bienes

GONZALO CRUZAT
Incluso se paliarán parte de la deuda de la Corporación Municipal.

VALPARAISO.- El alcalde Hernán Pinto sostuvo que con la plata que obtendrá el municipio al vender once bienes inmuebles, entre terrenos y recintos deportivos, por algo más de $8.000 millones, quedará superado el déficit financiero del municipio y se podrá pagar la mayor parte de la deuda de la Corporación Municipal, principalmente en la educación y salud municipales.

El Concejo Municipal aprobó ayer el plan del administrador municipal Luis Bork, con apoyo de expertos de la Subsecretaría de Desarrollo Regional.

El informe propuso reducir los gastos operacionales en $428 millones en lo que resta del año; lograr ingresos por casi $3.000 millones con la venta de ocho propiedades, negocio ya aprobado, y mejorar la recaudación de derechos municipales.

Asimismo, dentro de los próximos días el Concejo Municipal definirá el valor de traspaso al fisco del complejo deportivo de Playa Ancha, que comprende el estadio municipal, velódromo y el parque Alejo Barrios, con una superficie de 104 mil metros cuadrados. Su enajenación está aprobada y sólo resta definir su precio, con acuerdo a la tasación fiscal y comercial.

Según Pinto, ésta será de $ 5.000 millones. Asimismo, dijo que su traspaso -que puede ser hecho a ChileDeportes o al gobierno regional- irá "amarrado" al mejoramiento de los recintos deportivos existentes.

El Concejo deberá definir también el destino de los recursos que se obtengan con la venta de estos bienes. Se adelantó que la idea es no ingresarlos a los fondos generales del municipio.

En la sesión de ayer, Edith Vega, dirigenta del movimiento ciudadano “Valparaíso Nuestro”, planteó la inquietud sobre la crítica situación financiera, de la que culpó a Pinto y a los demás concejales. Asimismo, criticó la venta de propiedades para el pago de deudas, indicando que a las once aprobadas últimamente se suman dos recintos feriales y la ex cárcel pública.

Pinto respondió que el municipio había pagado $1.900 millones con fondos propios en indemnizaciones para permitir la jubilación de profesores, sin haber obtenido su devolución. Además, hay una diferencia de $2.000 millones entre lo recibido del gobierno central y lo gastado en educación y salud.

Teatro Municipal

La Corporación Cultural de Amigos del Teatro Municipal de Valparaíso expresa públicamente su adhesión al proyecto de construir un nuevo Teatro Municipal en el borde costero de nuestra ciudad, proyecto en el que esta corporación ha participado desde el año pasado, junto a organizaciones públicas y privadas, con la sustentación de ser Valparaíso Patrimonio de la Humanidad, capital legislativa y sede de la institucionalidad cultural de nuestro país.

A cien años de la destrucción del teatro "Victoria" (a causa del terremoto de 1906), nace con fuerza esta iniciativa que hemos llamado "La Ola Teatro, un Teatro para Valparaíso y para el Mundo", al que no sólo visualizamos como recuperación de un sector del borde costero para la comunidad porteña, si no como un hito arquitectónico y cultural de renombre internacional, que fortalezca la identidad de nuestro puerto, que recoja nuestra historia patrimonial, (conjugando pasado y futuro), y lo visualizamos también como un edificio dotado de moderna infraestructura y avanzada tecnología, apto para espectáculos de gran nivel, complementado con salas de ensayo y espacios de libre acceso a las manifestaciones de arte y cultura de nuestra comunidad, junto a un centro de convenciones que apoye su gestión y reporte financiamiento.

La construcción de un nuevo Teatro es un magno desafío, que de enfrentarse y hacerse realidad, abre múltiples posibilidades de fortalecimiento del turismo, de apoyo a la educación y de incremento de nuestra cultura, habida consideración de que las artes y la cultura son las únicas vías que conducen a los objetivos de conformar una comunidad cada vez mejor y de trascender en el tiempo.

Arturo Márquez Soto

Presidente
Corporación Cultural de Amigos del Teatro Municipal de Valparaíso

Creemos que todos los porteños queremos un teatro municipal para Valparaíso. la pregunta es ¿Cómo se financiaría?

Que está haciendo la Corporación de Amigos del Teatro Municipal?

¿Desde cuando que no tiene un Teatro Municipal propio Valparaíso?

¿En todos estos años que han hecho?

Según información entregada por la empresa portuaria de Valparaíso

Ellos construirían este teatro y un museo y un acuario

Pero hoy vemos con sorpresa que incluso han cambiado el texto de su página web donde salían estos ofrecimientos, pero tenemos algunos de los trípticos que repartieron a todo el mundo.

Entonces era mentira?  Y el mercurio que reproducía fotos digitales incluso también mentía?

Entonces ¿Quién pagará la construcción de este anhelado teatro municipal?

El Alcalde Sr. Pinto exigió en la última reunión del concejo municipal

El cumplimiento por parte de la epv de estos ofrecimientos.

Valparaíso Nuestro


 ¿Cómo subir a Valparaíso?:
Cerros con cintura

Es imperdonable que los turistas que visitan el puerto no conozcan sus alturas. ¿Por qué?

Los turistas chilenos y extranjeros que van a Valparaíso temen subir a algunos de los 41 cerros de la ciudad. Por eso visitan el plan, el muelle Prat y se dan una vuelta por la bahía. Y luego regresan convencidos de que han conocido a fondo el principal puerto de la república.

¡Faaaalso, señores!

Para conocer esta ciudad es forzoso, imperativo y obligatorio encaramarse a sus cerros.

¿Cómo?

Subiendo. Así de simple. Hay nueve subidas y, obviamente, otras nueve bajadas. Cualquiera que se tome lo lleva al famoso y siempre mal conservado Camino Cintura, una ruta de 11 kilómetros que atraviesa una veintena de cerros que tienen una espectacular vista al mar, a la bahía y al infinito.

Lo único inadmisible, por ahora, es que nadie se haya preocupado de conservar, mejorar y custodiar este tradicional Camino Cintura.

Una vergüenza


El mercurio de santiago Viernes 18 de junio de 2004


Otro punto negro de Valparaíso:
Nadie cuida el Camino Cintura que cruza los cerros porteños

Es el balcón con vista al mar más espectacular de Chile, con 11 kilómetros de longitud, pero regado de hoyos y con pavimentos hundidos.

A Valparaíso hay que tomarlo de los hombros, mirarlo fijamente, remecerlo y exigirle que se preocupe de su apariencia.

Aseada, maquillada y hasta perfumada, la ciudad sería otra.

Hoy casi le sobran los títulos: Capital de la Cultura, Patrimonio de la Humanidad y primer puerto de la República. Pero es como un marqués vestido con harapos.

Si no, vaya al Camino Cintura, la ruta con mejor vista al mar de Chile, pero la peor conservada. A lo largo de 11 kilómetros recorre por la mitad más de 20 de los 41 cerros, pasando por sectores modestos, regulares y ampulosos.

Es como una montaña rusa, pero horizontal y más larga. Uno termina mareado por las interminables vueltas e impresionado por la incomparable belleza del paisaje. Pero pocos turistas se aventuran a visitarla. Temen perderse por tantos recovecos.

Subir y bajar

Así como es fácil encaramarse a la ruta a través de nueve subidas, más simple es bajar por esas mismas hacia el plan.

A lo largo del Camino Cintura están La Sebastiana, el Museo a Cielo Abierto (murales de grandes pintores chilenos) y el Chalet Picante, entre otros. Y miles de modestas viviendas con una vista panorámica envidiable lo orillan en toda su extensión.

En su recorrido puede apreciarse su variada arquitectura, con un claro legado de las colonias italiana, alemana e inglesa que poblaron parte de la ciudad desde mitad del siglo XIX y que se observan principalmente en Playa Ancha y los cerros Alegre y Concepción.

Los 11 kilómetros de esta ruta tienen tres tramos muy marcados. De Playa Ancha al cerro Alegre, con 4,6 kilómetros de largo (la parte más pobre y abandonada), y que se llama Camino Cintura, propiamente tal; del cerro Alegre al cerro La Cruz, con 5 kilómetros de extensión (es la parte central y la que tiene claras influencias extranjeras), que fue bautizado en 1927 como avenida Alemania, pero la gente lo llama Camino Cintura, y el tercer tramo va del cerro La Cruz a Santa Elena, con 1,4 kilómetro, y se lo bautizó como Renzo Pecchenino (Lukas), pero la gente sigue llamándolo Camino Cintura.

La ruta fue diseñada en 1870 por el arquitecto Fermín Vivaceta y era el límite de la ciudad, a 100 metros sobre el nivel del mar. Hoy, las construcciones llegan hasta los 400 metros.

A decir del cineasta holandés Joris Ivens, en su película "A Valparaíso", en 1962, esta vía es como la unión de aldeas.    


GONZALO CRUZAT


Sin teatro municipal, sin museo, sin acuario, sin plazas ni jardines no corre el proyecto borde costero, así de clara debe ser la posición del Alcalde Pinto y Concejales, sobre todo porque fue desde un comienzo lo que la EPV ofreció a la gente.

Además no debe olvidar el Sr Alcalde que lo ofrecido o lo solicitado no es un cambalache de más concesiones por estos equipamientos, y deben ser financiados por quienes los ofrecieron  osea la EPV: véase en la siguiente dirección

http://www.portvalparaiso.cl/contenido/desarrollo_proyectos/borde_costero02.asp

En la tarde de ayer, mientras sólo los concejales Marina Huerta, Máximo Silva, Roberto Gutiérrez y Marisol Paniagua, asistieron a la invitación que la Empresa Puerto Valparaíso (EPV) hizo, en el mismo salón de honor municipal, para exponerles su lineamientos generales de lo que quieren hacer en el borde costero, al frente, en su despacho, se encontraba encerrado el alcalde porteño Hernán Pinto y sin ningún atisbo de asomarse a dicho encuentro.

Esto, debido a que tras un encuentro que tuvo a solas con los máximos ejecutivos de EPV, no obtuvo la garantía de que la empresa contemplará entre sus proyectos el anhelado teatro municipal, un museo marítimo y el acuario en la franja costera de 19 hectáreas.

Requerido sobre la situación, el edil se manifestó amigable pero reacio en esta materia, limitándose a señalar: "Es que realmente el tema es complicado. No se trata de ser testarudo o dueño de la situación, sino más bien de defender lo que es justo, ya que la ciudad merece algo cultural a cambio de ceder el borde costero para proyectos habitacionales, comerciales y turísticos".

La autoridad comunal confirmó la información sobre el desencuentro con EPV, pero también se mostró abierta a la idea de llegar a consensos, pues aseveró que esta situación es solo circunstancial y se está hablando "entre caballeros".

"Lo único que puedo decir es que el próximo miércoles se hará una sesión extraordinaria y allí se abordará nuevamente el tema. Espero, que en esa ocasión la situación esté clara para votar las modificaciones al Plano Regulador y es por eso que los concejales tiene que ir muy bien informados. Aquí no se está votando los proyectos del Puerto sino más bien las bases para cualquier inversión que a futuro se hagan en el Borde Costero", indicó.

LAS DISCREPANCIAS

De acuerdo a lo indagado por este medio, el tema central está sujeto al hecho que EPV encargó a una consultora el estudios de proyectos de inversión en la franja costera, los cuales, para que realmente interesen a los grandes consorcios de inversión, deben ir encaminados por el lado de construir varios hoteles de 37 y 25 metros de altura, además de iniciativas inmobiliarias habitacionales y comerciales.

El punto es que el alcalde no quiere sólo ésto, ya que en la reunión se enteró que hay más iniciativas de alta construcción que antes no estaban considerados.

"El alcalde piensa que si se construye solo ésto habrá un gran bloque del sector de grandes construcciones y ante ello algo se tiene que dejar a la ciudad. Entonces, allí plantea el tema del teatro, museo y acuario".

Se indicó que "el alcalde está cerrado y eso se ve así, porque está tranzando un valor preciado que es la ciudad. De hecho, está dispuesto a conversar y hablar sobre una situación que es clara. El teatro municipal, el, el museo y el acuario, no necesariamente tienen que ser del estilo tradicional. Para Pinto sería más interesante construir proyectos modernos y que generen inversión y sustento, así es que la Empresa Puerto no puede seguir con la tesis de que no son rentables, si el estilo de estas iniciativas se adapta a los nuevos tiempos ".

En cuanto al acuario, que se pensaba que tenía inversionistas interesados, se hizo presente que lo único que existe en concreto es el interés de españoles para hacer el diseño del proyecto, no así la construcción.

PLAZOS

De acuerdo a lo explicado, de haber acuerdos para la próxima semana, en julio saldría todo lo que concierne a la bases de modificación del Plano Regulador del Borde Costero, lo cual implicaría que solo el próximo año se verían movimientos de tierra para construir proyectos, en caso de existir verdaderamente interesados en construir iniciativas turísticas, comerciales y habitacionales en el bordemar.


Las Organizaciones

Preocupación por el futuro del Borde Costero manifestaron las organizaciones de la comuna, como "Ciudadanos por Valparaíso", juntas de vecinos de Barón, y la organización "Valparaíso Nuestro", que han asistido a todas las sesiones del Concejo Municipal sobre el tema.

"Valparaíso Nuestro", que más protagonismo ha tomado en la materia, señaló que "aunque creemos que la situación descrita por los diarios está más que clara, solo queremos agregar, que tal como lo hemos venido diciendo hasta ahora, la empresa puerto Valparaíso nunca pensó en construir lo que prometió, para encantar a los porteños con sus proyectos mentirosos".

Se señaló que "hasta ahora, todo lo que ha querido conseguir es el acomodo de normas y leyes solo para sus mezquinos intereses, y como deseamos ser bien pensados solo diremos que, aprovechándose también del escaso conocimiento que tiene cualquier persona, incluidos autoridades concejales y alcalde, de temas tan técnicos y que solo los conocimientos de un profesional en el tema, como es la responsable de asesoría urbana podría eventualmente cumplir el cometido de asesorar al municipio en estos temas,

aparentemente no ha sido este el caso, ya que estamos viendo como las normas que debería disponer o implementar la municipalidad, las propone EPV".

"La Estrella de Valparaiso"


Alcalde Pinto fue a La Moneda para "amarrar" su idea para el proyecto Borde Costero

En una verdadera teleserie urbana se ha convertido el tema del gran proyecto Borde Costero de Valparaíso, por causa de las disputas que existen entre las autoridades involucradas en el tema, en torno a los proyectos que se deben o no hacer en esta delicada y sensible zona para la comunidad.

La Empresa Puerto Valparaíso (EPV), dueña de las 19 hectáreas en disputa, quiere la edificación de proyectos "rentables", y para ello le encargó hacer los estudios del tema a una empresa consultora.

Los resultados, para la ciudadanía porteña, no fueron muy alentadores, puesto que para generar utilidades económicas por la compra de estos terrenos se tendrían que hacer proyectos inmobiliarios habitacionales y de hotelería de gran altura.

No obstante, el alcalde porteño Hernán Pinto está exigiendo que si se entrega el bordemar para estos objetivos, también se deben incluir obras emblemáticas para la ciudadanía y que son: un teatro municipal, acuario y museo marítimo.

Es por ello que fuentes confiables informaron que la autoridad comunal, por estos días, no vaciló en ir a La Moneda para "amarrar" estas iniciativas con las distintas personalidades nombradas por el Presidente Ricardo Lagos, para rayar la cancha sobre el tema.

Lo anterior, aún cuando el jefe comunal fue consultado esta mañana por La Estrella y lo negó categóricamente.

En la ocasión, se señaló que Pinto habría manifestado la necesidad que se entienda que el Borde Costero es la "salvación de Valparaíso", en términos económicos, pero con obras que generen rentabilidad para la ciudadanía y no para los consorcios internacionales o nacionales que quieran invertir.

Tras ello, pidió en forma expresa y muy protocolar que se consideren los tres proyectos que está peleando en dos alternativas: Que la Empresa Puerto exija a los consorcios interesados en invertir la construcción de estas iniciativas como favor en honor a las grandes ganancias que tendrán, o que, simplemente, sea la misma Empresa Puerto la responsable de construirlos directamente, pues "más gana que pierde con las inversiones que se harán en sus terrenos y eso los ejecutivos lo saben muy bien".

¿POR QUE LO HIZO?

Tras una reunión que hubo la semana pasada entre los ejecutivos de EPV y el edil, se cambiaron las reglas del juego y, aparte de presentar más iniciativas hoteleras, se señaló la posibilidad de aumentar la altura máxima, acordada por el Concejo Municipal y organizaciones sociales afectadas, de 37.5 metros, y la imposibilidad de garantizar las tres iniciativas del alcalde.

Ante ello, Pinto se enojó y reculó en la idea de avanzar a pasos agigantados en lo que respecta al proceso de modificación del Plano Regulador de la ciudad en el Borde Costero, herramienta imprescindible para iniciar inversiones en esta zona, lo cual se grafica claramente en los puntos de la tabla de esta tarde del Concejo Municipal, que a la Empresa Puerto no harán ninguna gracia (ver recuadro), ya que no se abordará el tema en forma exclusiva, sino más bien como una materia más.

POSTURAS

Requerido el alcalde Pinto por el tema, expresó su deseo de que EPV entienda que "el teatro, museo y acuario son importantes para la ciudad y no necesariamente estos proyectos se tienen que basar en estilos antiguos, sino más con un sentido de modernidad y obviamente que de autogestión para generar dividendos no solo para ellos sino que también para la ciudad, que merece tener lugares culturales en la zona costera".

Tras esta situación, se aventura que para esta tarde, que es cuando se debiera votar a favor o en contra de las modificaciones del Borde Costero, exista un aplazamiento más del tema, ya que así como están las cosas, los ediles y el alcalde no están satisfechos.

El concejal UDI, Jorge Castro, timonel de los concejales de la derecha, expresó que "es efectivo. En este punto, hay pleno consenso. No se puede aprobar una modificación con proyectos de la Empresa Puerto que no dejan nada de ganancias para la ciudadanía. Si aceptamos la construcción de hoteles e iniciativas habitacionales, caeremos en lo mismo que se ha hecho en otras regiones y ciudades, quitándole la privilegiada vista a los porteños. No sólo propongo postergar la votación, pues no tenemos plazos perentorios, sino que también propongo aclarar la situación e incluir, por ejemplo, un casino en el bordemar, pues es hora de imponer lo que realmente la ciudadanía quiere para favorecer su anquilosada economía".

 Polémica tabla 

1- Aprobación del acta
2- Audiencias públicas, Proyecto V Etapa
3- Cuenta presidente
4- Auspicio Fiesta San Pedro
5- Autorización compra de bien raíz
6- RESOLUCION PROYECTO BORDE MAR
7- Proyecto Bienestar
8- Proyecto Pérgola
9- Propuesta fotográfica
10- Transferencia inmueble
11- Cuenta comisiones
12- Patentes alcohol
13- Puntos varios

"La estrella de Valparaiso"


Remezón por reunión secreta
Molestia vecinal y de concejales por reunión de ayer.

Osvaldo Alvarez / Franco Cardenas
El mercurio Valparaíso

¿ENTRAMPAMIENTO?.- Según concejales de oposición y algunos dirigentes sociales, el proyecto Bordemar está sufriendo trabas.

Paz Undurraga, arquitecta y miembro de la organización Ciudadanos por Valparaíso, se enteró por casualidad que anoche miembros del municipio y la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) estuvieron reunidos secretamente para analizar el futuro del proyecto turístico inmobiliario del borde costero. La molestia no se dejó esperar, debido a la reserva con que se está trabajando el tema.

Una sensación similar tuvo el concejal Jorge Castro (UDI), quien a primera hora de la mañana adelantó que no iría porque encontraba una falta de respeto que el alcalde porteño Hernán Pinto suspendiera la sesión del Concejo Municipal del miércoles y convocara a esta cita de carácter reservado.

En opinión de Castro, esto demuestra que el Plan Bordemar tiene una serie de aspectos que no han sido definidos, con el consiguiente riesgo de entramparse. Dijo que personalmente él es pro inversión, por lo cual apoya decididamente el proyecto de recuperación del borde costero presentado por la Empresa Portuaria de Valparaíso, pero reconoce que "está en peligro".

Su preocupación pasa por dos aspectos. En primer lugar, porque no hay certeza del mecanismo que asegure que EPV sacará adelante la idea de construir un nuevo Teatro Municipal, denominado La Ola, ni tampoco que tenga viabilidad la idea de levantar un Museo Marítimo y Naval.

El proyecto de 20 hectáreas entre Bellavista y Barón que publicita EPV en su página web menciona estas iniciativas como simbólicos. Sin embargo, deberán ser financiados por los inversionistas privados que se ganen la licitación futura para construir proyectos inmobiliarios en esos paños de terreno.

La otra preocupación de Castro tiene que ver con los plazos. EPV ha manifestado públicamente su inquietud por el atraso en la tramitación, y el compromiso del alcalde Pinto era tener toda la tramitación lista en el primer semestre de 2004. El cronograma iba sobre ruedas, pero la suspensión del Concejo Municipal del miércoles significará que la definición quede para agosto.

En la reunión de anoche, ante sólo cuatro ediles -Roberto Gutiérrez, Marina Huerta, Marisol Paniagua y Máximo Silva-, EPV presentó una versión corregida del proyecto original, que será votada el próximo miércoles 16. En este sentido, la concejal PPD Marisol Paniagua reconoció que existe un atraso en el desarrollo, estudio y aprobación del proyecto bordemar, por lo que llamó a votarlo de manera positiva, para que "la iniciativa no se traslade hasta otra región del país".

En la cita no fue posible garantizar la concreción de un teatro municipal, de un acuario o de un museo costero. En cambio, EPV planteó que puede tomar la iniciativa en la inversión realizada por privados, pero sin garantías de concreción.

......

Estimados Amigos de Valparaíso Nuestro:

 Aunque creemos que la situación descrita por el diario está más que clara, solo queremos agregar, que tal como lo hemos venido diciendo hasta ahora, la empresa puerto Valparaíso nunca pensó en construir lo que prometió, para encantar a los porteños con sus proyectos mentirosos. Hasta ahora todo lo que ha querido conseguir es el “acomodo” de normas y leyes solo para sus mezquinos intereses, y como deseamos ser bien pensados solo diremos que aprovechándose también  del escaso conocimiento que tiene cualquier persona, incluidos autoridades concejales y alcalde, de temas tan técnicos y que solo los conocimientos de un profesional en el tema, como es la responsable de asesoría urbana podría eventualmente cumplir el cometido de asesorar al municipio en estos temas. Pero aparentemente no ha sido este el caso, ya que estamos viendo como las normas que debería disponer o implementar la municipalidad, las propone EPV.

En este momento estamos asistiendo como observadores de una especie de teatro de lo absurdo y vemos como poco a poco el alcalde al parecer se está poniendo las pilas ¿será cierto? ¿Acaso el Sr. Alcalde no sabía que el teatro,  el acuario y el  museo tendrían que ser financiados por todos nosotros? Y ¿A titulo de que la ciudad tiene que hacerles mejoras a un terreno que solo traería rentabilidad para la empresa portuaria o los inversionistas privados? Además ¿con qué financiaría estos embelecos la municipalidad que no tiene ni para pagar por el retiro de la basura? ¿Sería justo que con un CREDITO BID se costearan estos adornitos y el resto de la ciudad quede con todos los problemas y deficiencias que estos poderosos “trituradores de de la humanidad” jamás se han dignado ayudar a mejorar? Sin contar que los créditos son dineros que se deben devolver y si ellos se niegan a aportar con un teatro, un museo y un  acuario “porque no es rentable”, entonces ¿como rentabilizaría la municipalidad la inversión con un  crédito en esos atractivos que si no son rentables para la epv. o los inversionistas, menos lo serán para la municipalidad. ¿Cómo devolvería entonces la ciudad de Valparaíso esos dineros que deben ser invertidos en mejorar la ciudad y a la vez rentabilizar para devolverlos?

 Está muy claro que nuestras autoridades deben detener esta farsa y si es necesario olvidarse por ahora del acuario y demases, para despejar un poco lo que es el interés de la ciudad y por la ciudad, y separarlo de todo aquello que escarbando muy poquito bajo la superficie nos encontraremos rápidamente que se esconde bajo un aparente maravilloso proyecto, la más infame de las opciones que puede tomar una empresa: lucrar de la pobreza y decadencia de los pueblos  y cuando estos organismos pertenecen al estado es mas grave e inaceptable.

Sr. Alcalde no permita que la trituradora destruya Valparaíso justo ahora. Vendrán otros inversionistas que respeten a nuestras  personas, a nuestras autoridades elegidas por nosotros, respetarán nuestra cultura, nuestro patrimonio, nuestras grandezas y debilidades,

nuestra memoria y nuestros sueños y los de nuestros hijos.

Por nuestra amada ciudad hagamos un acto heroico y que Valparaíso se merece: dejemos por ahora que cerros, mar y gente se unan en la orilla solo bajo la mirada del creador

Es el mejor paisaje para un borde costero.   

Valparaíso Nuestro


Polémica porque no hay seguridad de construir un teatro municipal y museo en borde costero

Desencuentro total hay entre el alcalde porteño Hernán Pinto y la Empresa Puerto Valparaíso (EPV) debido a que esta última no tiene la seguridad de poder construir un teatro municipal y un museo marítimo en el Borde Costero, que es la única exigencia que estaría imponiendo, como ciudad, la corporación edilicia.

El tema partió hace un par de semanas cuando el edil porteño manifestó la intención de gravar una parte de los terrenos del Borde Costero para la edificación precisa de estos dos proyectos, más un acuario.

En esa ocasión, los miembros del Concejo Municipal expresaron su molestia por este cambio de planes pues no entendían la idea.

La Estrella, en esa ocasión, le consultó la situación a Pinto, quien confirmó que "efectivamente, estamos viendo una fórmula de garantizar que la ciudad gane con estos proyectos en el borde costero y esa sería una buena fórmula, a no ser que la Empresa Puerto nos haga otro planteamiento".

Posteriormente, al no haber claridades en el tema, se acordó postergar la votación de las modificaciones al Plan Regulador del Borde Costero para la tarde de ayer, precisando el alcalde Pinto a este medio que, con este cronograma, este viernes se iniciaría la exposición del proyecto a la comunidad.

No obstante, intempestivamente, si mediar oficio, y solo por un llamado telefónico tardío de secretaría municipal los miembros del Concejo Municipal se informaron el martes que la sesión extraordinaria para votar el tema estaba suspendida.

Seguidamente, en la misma tarde de ayer se generó incertidumbre sobre la materia y se señaló que el alcalde Hernán Pinto estaba "molesto" por cuanto está dispuesto a ceder en construcciones habitacionales, sin afectar la vista de la ciudadanía, y de hoteles, pero quiere también garantías del teatro municipal y el museo.

NO SON RENTABLES

Sin embargo, en la Empresa Puerto se señaló que es difícil garantizar esta situación ya que los dos proyectos no son rentables y por ende no hay interés del sector privado.

Cabe recordar que el mismo gerente de EPV, Harald Jaeger, ha sido reiterativo en este tema, cada vez que ha estado en las sesiones del Concejo Municipal, en el sentido de tener la voluntad sobre estos dos proyectos, pero que eso dependerá del "interés de privados".

Para el alcalde Pinto ambos proyectos son necesarios puesto que no hay recursos extra en el municipio para construirlos y la ciudadanía tiene derecho de contar no sólo con proyectos comerciales y turísticos sino que también culturales.

Por otra parte, el acuario estaría garantizado puesto que existe interés de españoles en el tema, según comentaron miembros del Concejo Municipal.

ESTA TARDE

Tras esta abrupta suspensión de la sesión extraordinaria, Harald Jaeger ha solicitado una reunión con los miembros del Concejo Municipal para esta tarde, en calidad de encuentro informativo, con el propósito de dar cuenta de generalidades sobre la postura de la Empresa Puerto Valparaíso, a la cual no están seguros todos los ediles de asistir, por "la extrañeza de lo que está sucediendo".

El encuentro sería en el mismo municipio porteño.

La Estrella intentó conversar con el alcalde Pinto por la situación desde ayer y no hubo respuesta.

ESCOBA EN TEATRO MUNICIPAL

En tanto, en el Teatro Municipal de Valparaíso está la escoba debido a que, tal como se había informado el año pasado a través de este medio, se rebajó la subvención al recinto, mediante un ajuste de cinturón del municipio porteño, en un 50%, por acuerdo de todos los miembros del Concejo Municipal.

Esto, motivó el despido de funcionarios como la productora general del recinto, Pilar Romero, quien ha sido conocida por su eficiente labor.

Asimismo, se señaló que con cargo al municipio porteño y no por subvención se ha mantenido a otros funcionarios puesto que el alcalde Pinto "no quiere seguir afectando al personal".

Según se ha precisado, el alcalde Pinto ha pedido más eficiencia en la administración del teatro y contar con la gente que realmente se requiere.


LA NECESIDAD DE INFORMARSE

 Nuevamente estamos asistiendo a un problema que requiere de soluciones, el Concejo Municipal de Valparaíso debe pronunciarse y aprobar las modificaciones al seccional Barón del plan regulador comunal, que permitirá las posibles obras que podrían realizarse en el futuro en el  borde costero.

En la sesión del martes 25 de mayo, convocada como reunión técnica, para conocer la propuesta de modificación presentada por la  asesoría urbana de la municipalidad, quedó de manifiesto nuevamente la ignorancia sobre el tema por los integrantes del Concejo Municipal. Sabemos que es una norma técnica que crea parámetros generales de uso en esos terrenos y que ninguna persona que no sea especialista puede entender y asimilar con solo la atención puesta en la lectura de la proposición, por eso es doblemente necesario que los concejales se preparen y entiendan sobre que cosa van a votar y aprobar.

Los espacios suficientes y amplios que serán destinados para uso público; las alturas de las edificaciones en los diferentes  sectores, para que no obstruyan la vista de los cerros y la ciudad al mar y del borde a la ciudad y a los cerros; los accesos adecuados, libres  y dignos para que el habitante acceda al borde costero, no como un intruso o menesteroso, sino mas bien como el usuario preferencial, debieran ser las preocupaciones de nuestros representantes.

Creemos que deben rechazarse las presiones de tipo económico, político o de la empresa interesada, como también de aquellas autoridades de mayor rango que avalan y apoyan  la tendencia a un proyecto rentable en beneficio de una minoría y con claro perjuicio para el habitante y la ciudad. El alcalde y el Concejo Municipal tienen la obligación ética  de resguardar el bien común, es el compromiso asumido con la comunidad y los ciudadanos y es lo menos que se espera de ellos, esperamos lo tengan en cuenta  

Valparaíso Nuestro


Año 84 - Nro. 24.565 - Miércoles 26 de Mayo de 2004

El anunciado Borde Costero

Cuando hablamos de los proyectos que sirven para levantar a Valparaíso, hay conciencia que el principal de ellos es el cambio que se quiere hacer en el borde costero de la comuna por parte de la Empresa Puerto Valparaíso con iniciativas inmobiliarias de servicio y turísticas.


Sin embargo, tras conocer la encuesta por Internet que está haciendo el municipio porteño, nos hemos enterado que la ciudadanía sabe poco y nada del tema. Esto demuestra, por una parte, falta de interés de la población y, por otra, poca o mala difusión del tema pues, de otra forma, los resultados de la encuesta sería otros.

Es más, hay que considerar que, comúnmente, quienes acceden a Internet, por lo general, son las personas más documentadas y si ellas no saben del tema, es como para preocuparse.

Frente a ello, es importante que las autoridades tomen cartas en el asunto y se haga una mayor difusión del tema.

A lo anterior, hay que sumar el hecho que a pesar de los avances que se están dando en los servicios públicos como la Corema (Comisión Regional del Medio Ambiente), que dio el visto bueno por el proyecto, igualmente en el seno del Concejo Municipal porteño se están presentando retrasos en la aprobación de las modificaciones al Plano Regulador.

Si bien el tema es entendible, hay que considerar el hecho que las discusiones en el Concejo Municipal se están dilatando, en varios casos, por desconocimiento de temáticas por parte de los ediles.

Muchos dicen que no les llegan los documentos a tiempo, pero hay que reconocer que tampoco ha existido el mayor interés para exigir y solicitar encuentros más periódicos por una temática que es la más importante de los últimos 30 años en la comuna.



Año 84 - Nro. 24.565 - Miércoles 26 de Mayo de 2004

Pinto presentó nueva propuesta para el borde costero moviéndole el piso a todos

Con gran sorpresa reaccionaron en la tarde de ayer los miembros del Concejo Municipal de Valparaíso, debido a que el alcalde porteño, Hernán Pinto, a través de la encargada de Asesoría Urbana, Adriana Germaín, mostró una nueva propuesta de trabajo para modificar el Plan Regulador que, en definitiva, permitirá la construcción de proyectos inmobiliarios en el Borde Costero por parte de la Empresa Puerto Valparaíso.

Entre varios aspectos nuevos y que dejaron con la boca abierta a los ediles es que el jefe comunal quiere gravar los terrenos de la franja costera con la fijación de una construcción exclusiva de tres proyectos específicos. Estos son; el museo marítimo, teatro municipal y un acuario.

"Esto, nunca estuvo en la discusión", dijeron varios ediles, al momento de mencionar la asesora urbana, Adriana Germaín, el tema.

Los concejales Eugenio González (RN) y Jorge Castro (UDI) expresaron que "siempre hubo criterios generales, pero establecer construcciones específicas es algo que prolongará la discusión" y esta opinión fue certera.

POSTERGAN VOTACION

Lo anterior, debido a que, una vez más, la votación de esta emblemática materia para la ciudad se prolongó hasta el próximo miércoles, cuando inicialmente se había fijado para esta tarde.

Entre los criterios generales, que obligan a hacer una nueva consulta ciudadana, se expuso que para un terreno de 19 hectáreas la constructibilidad será de un 51% de espacios públicos y un 48% para obras de distinto rubro.

Habría 15 metros de distancia entre una manzana y otra con el propósito de garantizar los espacios públicos.

Se definió el concepto de la Rambla Bicentenaria para lo que, de aprobarse la idea, habrá dos grandes manzanas que servirán de ventanilla urbana y que son Av. Francia y Av. Argentina, en dirección hacia el muelle Barón.

En cuanto a las alturas, lo máximo en rasante, en el sector de Barón, sería de 37.5 metros, equivalente a 12 pisos de un edificio, lo cual se contrarresta a las intenciones iniciales de la Empresa Puerto Valparaíso, que aspiraba a construir un proyecto de 60 metros de altura.

Asimismo, se postulan sectores con altura media entre los 15 y 24 metros, entre Simón Bolívar y Edwards.

Para el alcalde Pinto, de acuerdo a lo expresado, lo más importante es iniciar una nueva rueda de conversaciones con los representantes de la comunidad, quienes, a través de distintas organizaciones se han hecho presentes cada vez que se sesiona por el tema.

ESTA TARDE HABLA LA GENTE

Es por ello que esta tarde, para las 16 horas, se ha fijado un nuevo encuentro para que los miembros de las distintas organizaciones de la ciudad se pronuncien.

En todo caso, de acuerdo a lo evidenciado en la tarde de ayer, cuando se escuchó la exposición de asesoría urbana, no había mucha alegría por el tema, manifestando los miembros de las organizaciones, con alta voz, opiniones como "¿Y qué gana la gente con ésto?".

Por otra parte, en lo que concierne a la Empresa Puerto Valparaíso, se informó que existe incertidumbre y molestia con tantas dilaciones en el tema, ya que otros servicios públicos han dado el visto bueno para avanzar en el proyecto de renovación del borde costero, mientras que el Concejo Municipal porteño "continúa y continúa dándose vueltas en el tema".
Año 84 - Nro. 24.520 - Miércoles 31 de Marzo de 2004

Kjartan Aarsand

 

Enamorados y encantados con Valparaíso, principalmente, por su borde costero se mostraron tres periodistas noruegos de un destacado medio periodístico que llegaron a esta ciudad, justamente, para escribir sobre las bondades de la comuna.

Kjartan Aarsand, periodista con estudios de post grado en español, del diario "Morgenbladet", sostuvo que "estamos muy atraídos por esta ciudad. Vinimos, primero, a Argentina. Luego, por toda la información que se nos había dado de Valparaíso, vinimos a este país y fue la mejor opción".

Requeridos sobre lo más importante que destacan de la comuna, respondió que "es todo. Esta ciudad tiene mucho y es casi indescriptible. Realmente, merece ser Patrimonio de la Humanidad. El borde costero destaca mucho por la vista que se tiene desde todas partes".

A los profesionales, eso sí, les llamó la atención la polémica que se armó con el tema del proyecto de obras inmobiliarias, expresando que "más allá de opinar de ésto, creo que todos pueden opinar, y lo que puedo decir es que la vista al mar es muy importante y eso es lindo".

Los periodistas partieron a su país para escribir sobre Valparaíso

 La estrella de Valparaíso

DISCURSOS DEL PRESIDENTE RICARDO LAGOS
Referentes al borde costero 
Ceremonia de presentación de proyectos y apertura del borde costero
Valparaíso, Miercoles 14 de Noviembre de 2001

- Ceremonia de presentacion de proyectos y apertura del borde costero.Valparaíso, Miercoles 14 de Noviembre de 2001.
- Celebración del día del Patrimonio Cultural. Santiago, Viernes 24 de Mayo de 2002.
- Clausura del III Cabildo Abierto de la Cultura. Valparaíso, Sabado 17 de Agosto de 2002Valparaíso
- Palabras de S.E. en Ceremonia de Inauguración del Terminal de Pasajeros del Muelle Barón. Valparaíso, Lunes 10 de Noviembre de 2003

Ceremonia de presentación de proyectos y apertura del borde costero
Valparaíso, Miercoles 14 de Noviembre de 2001

Yo quisiera decirles a todos los amigos y amigas que nos acompañan acá, a todos los habitantes del puerto que han llegado hasta acá esta mañana, que aquí estamos para volver a soñar y construir.

Hace más de 400 años, los que por aquí llegaron pensaron que acá iba a ser un puerto, y lo hubo. Y a medida que fueron construyendo el puerto, los habitantes fueron subiendo a los cerros.

Y hoy día lo que queremos es que los que están en los cerros vuelvan a ver el mar, lo recuperen, y donde hay contenedores, tengamos ahora una posibilidad de encontrar el puerto, los habitantes y el mar, como fue antes. De eso se trata, de recuperar esa condición.

Cómo cambiamos, entonces, los contenedores por paseos peatonales, y viejos almacenes por una zona cultural distinta, que acoge a todos. De eso se trata.

Todo esto hay que hacerlo, como muy bien dijo Gabriel Aldoney, "sin perder el puerto". Porque Valparaíso, parte de su riqueza es el puerto. Y, por lo tanto, tenemos que tener la inteligencia para hacer ambas cosas simultáneamente. Y ese es el desafío que estamos planteando ahora.

Efectivamente estuvimos en junio en Barcelona, con el alcalde, con el presidente de la Empresa Portuaria, viendo lo que allá hicieron, y no hay ninguna razón para lo que se hizo allá no se pueda hacer acá.

Por eso, entonces, ahora yo quisiera decir que estamos en condiciones de iniciar una gran jornada, pero esa gran jornada requiere la unidad de todos los porteños, requiere de su apoyo y de su empuje; requiere que sepan que es posible, a pesar que a veces las cosas parecen más difíciles.

Me gustó el desafío que planteó el alcalde, claro que eso no depende del Presidente, pero lo que sí es importante, que Wanderers estaba hace poco en Segunda División, y a comienzos de este año yo creo que poco más de los jugadores se la creían que podían llegar a donde han llegado, pero ahí hubo gente con ñeque que creyó que era posible, y con unidad y sentido de equipo lograron estar ahí jugando de igual a igual con los grandes. Eso es lo que yo quiero para todos ustedes, de igual a igual con los grandes. Eso es lo yo quiero para Valparaíso.

Necesitamos habitantes de Valparaíso que crean que es posible que van a salir adelante con el trabajo de cada uno de ustedes, que crean que el desarrollo de esta ciudad, en sus oportunidades, así como yo como Presidente, creo en el desarrollo de Valparaíso. Lo he dicho siempre: creo que esta ciudad tiene que recuperar lo que fue, y tiene que mirar hacia delante. Y eso depende de lo que nosotros seamos capaces de hacer.

Uno llega acá "ah, los ánimos para abajo". Y creo que eso depende de nosotros cambiarlo. Aquí, digámoslo, en ningún otro lugar de Chile ha habido la inversión que ha habido acá en los últimos años. En los últimos 5 años, inversión pública y privada, se han invertido más de 100 millones de dólares por año. Y ahí, lo que tenemos para adelante es algo de mayor envergadura.

Por eso que hoy día lo primero que estamos haciendo es que así como el puerto fue empujando la ciudad hacia los cerros, hoy día con las nuevas tecnologías vamos a recuperar, como lo dijo muy bien el presidente de la Empresa Portuaria, el borde costero. Y la primera medida, entonces, es que este borde costero, de una manera provisoria, se abre ahora para comenzar trabajos de aquí y que en el mes de abril una primera etapa, muy modesta, van a estar terminados. Esa es la primera definición. +

Junto con eso, con recursos de la empresa se va a construir el paseo Muelle Barón, se van a habilitar viejos almacenes y ahí se va a habilitar el Museo Interactivo Mirador. Y estos trabajos van a estar terminados antes de 5 meses. Son trabajos modestos, pero que dicen el "vamos" de lo que vamos a hacer. De manera que cuando decimos "abrimos el borde costero", se abre el borde costero. El que quiere venir a pasear, puede venir a pasear. De eso se trata.

Junto con eso, claro, tenemos que hacer cosas más en grande. Y en diciembre llamamos a licitación para que se elabore el plan maestro de todo el borde costero. Qué vamos a hacer con todas las hectáreas que vamos a incorporar; cuál es el tipo de obras que se van a hacer; qué es lo que queremos hacer allí. ¿Queremos hacer allí paseos, queremos restoranes, queremos tiendas, queremos acuarios, infraestructura cultural, espacios para la música, espacios para esta banda de jazz que nos tocó, concejal incluido, ¿verdad?, ahí. Cómo somos capaces de hacerlo.

Y para eso, entonces, se llama a licitación, a un concurso, quién presenta las mejores ideas, la mejor idea se gana su premio y lo empezamos a desarrollar.

Junto con eso, ¿qué más estamos haciendo? Junto con incorporar este borde estamos haciendo un Valparaíso que se incorpora a la alta tecnología. Cuando dijimos que iban a haber acá empresas de última generación en materia tecnológica, muchos pensaron que eran cuentos. Hoy día tenemos empresa de primera magnitud, que están llegando a Valparaíso a partir de las tareas que hemos hecho desde el gobierno, las tareas que hace la Corporación de Fomento, y aquí estamos creando, en consecuencia, una ciudad que debiera llegar a ser el gran centro tecnológico de Chile.

En ese sentido, entonces, quiero decir que aquí estamos en condiciones de aportar fondos públicos, alta tecnología y lo que se va a hacer en el borde costero va a ser fundamentalmente espacio que se abre para capital privado. Cuando me dicen a mí "¿cuál es el espacio?". Ahí está el espacio, y ahí van a invertir los privados, no les quepa la menor duda. Y no les quepa la menor duda que ahí van a haber fuentes de trabajo permanentes, ahí va a haber una forma distinta de abordar cómo entendemos el desarrollo de Valparaíso.

Pero, claro, para poder sacar los contenedores tenemos que terminar el acceso sur. El acceso sur, perdónenme decirlo, es la obra de mayor envergadura que actualmente se está haciendo con recursos públicos. En el acceso sur terminamos la segunda etapa y nos queda la última.

Y juntamente con el acceso sur, vamos a tener los contenedores estos que está allí, todos arriba, y lo único que se va a hacer entonces con el acceso sur, los camiones que llegan descargan la carga de los barcos y los llevan arriba. Y arriba, tenemos lo que se llama un puerto seco. Y aquí, las aguas del puerto es para que los seres humanos disfrutemos de poder pasear al lado del mar. Esa es la forma de entendernos, esa es la forma de proyectar el desarrollo de la ciudad. Y eso es lo que vamos a hacer.

Es cierto, el acceso sur implica una tremenda inversión, pero junto al acceso sur tenemos los otros grandes proyectos de infraestructura. Es cierto, vamos a tener, verdad, la posibilidad de el troncal sur terminado. El troncal sur va a significar que de Limache a Viña del Mar en 15 minutos, de Limache a Viña del Mar en 15 minutos, en lo que va a ser la carretera más moderna que va a tener este país. Ese es el avance que estamos haciendo.

Excúsenme que pase un avisito. Cuando hablaba del camino Rodelillo-Las Palmas, me miraban con cara rara, "qué será este Rodelillo-Las Palmas". Porque el camino se estaba haciendo allí y nadie lo veía, era imposible mirarlo. Hasta que lo abrimos. Hoy día hablamos del troncal sur, pocos lo ven, pero el troncal sur es una obra de una magnitud espectacular, porque el troncal sur es el elemento indispensable para que esta macroregión crezca lo que es Valparaíso y Viña.

Y el troncal sur va unido a la otra gran obra, que es Merval. Y Merval significa, entonces, también terminar la IV etapa. Y lo que yo quiero decir hoy día, de una manera, como Presidente responsable, definitiva, vamos a continuar el trabajo de las obras de la IV etapa de una manera tal que no implique caducar la posibilidad mañana de tener un tren rápido entre Santiago y Valparaíso. Pero las obras de la IV etapa continúan y se inician obras a mitad de este año, del próximo año 2002.

¿Por qué esto? Porque usted no saca nada con terminar el troncal sur, esta gran autopista que viene de Limache, Villa Alemana, Quilpué y que llega a Viña, si no tiene, entonces, dónde termina esta autopista. Y para ello, entonces, hay que hundir el tren. Y, por lo tanto, Merval va a ser el primer tren subterráneo regional, un Metro regional que va a estar acá y que va a permitir, en consecuencia, resolver buena parte de los problemas urbanísticos de Viña.

¿Esta IV etapa va a beneficiar a quiénes? A los 530 mil usuarios de Merval y que es indispensable también para el éxito de la apertura de este borde costero.

Por eso, entonces, que éste es un proyecto en que hay que invertir más de 300 millones de dólares, pero este proyecto es lo que le va a cambiar el rostro a Valparaíso.

Junto a ello, por supuesto, como lo anunció el presidente de la Empresa Portuaria, se va a licitar la construcción del primer terminal de pasajeros. No es posible que esa riqueza que representan 40 cruceros como el que está allí, no lo sepamos aprovechar adecuadamente. Y mostrar el Valparaíso que empieza a surgir a partir que nos ponemos a trabajar en cada una de estas tareas.

Por eso, entonces, junto con ese terminal, junto con la terminación de la nueva Ruta 68, creo que vamos a estar, entonces, en condiciones de recibir mejor a los turistas. Pero junto a todo lo anterior, tenemos que recuperar el alma de Valparaíso. El alma de Valparaíso es lo que Chile tiene como mayor riqueza de todas las ciudades, que es el patrimonio arquitectónico de Valparaíso. Cómo recuperamos ese patrimonio. Buena parte ya lo hemos echado a perder porque no lo hemos sabido cuidar en el pasado. Pero ahora, lo que tenemos que hacer es que chilenos y extranjeros puedan disfrutar de la belleza del patrimonio que existe aquí en Valparaíso.

Y por eso, entonces, el Ministro de Vivienda, Jaime Ravinet, aquí presente, va a invertir 500 millones de pesos, sólo en el 2002, para recuperar edificios públicos porteños y se van a entregar 250 subsidios, cada uno por 4 millones de pesos, para la compra y rehabilitación de viviendas ubicadas en las zonas patrimoniales.

Eso quiere decir, en consecuencia, que vamos a estar en condiciones de cambiar el rostro a la hermosa arquitectura de Valparaíso a medida que va subiendo en los cerros. Y se va a comenzar ahora parte de ese trabajo, con los programas de empleo.

Y paso un aviso, entonces, al planteamiento del alcalde: quiero decir que los programas de empleo se van a mantener durante el año próximo, en tanto existan las necesidades que hoy día existen.

Y junto con recuperar el patrimonio físico, que son las casas, acá había carnavales en el pasado, acá, entonces, la Municipalidad ha planteado la posibilidad de un gran carnaval de fin de año, en que los fuegos artificiales que nos congregan a todos sea la culminación de un carnaval, que este año parte del 28 -no es broma de inocentes- y termina el 31 de diciembre. Cada año, a ese carnaval se invita a una ciudad hermana, y este año será la ciudad de Barcelona, la ciudad hermana de Valparaíso de España, que va a estar acá presente con su magia, su cultura, sus poetas, sus escritores, con todo aquello que hace a la vida, a su canto, y a la belleza.

Entonces, aquí lo que estamos haciendo es cómo ponemos la cultura al alcance de todos, cómo transformamos esta ciudad. Cuando dije que esta ciudad iba a ser la capital cultural de Chile, no me estaba refiriendo sólo a que la institucionalidad cultural va a estar en Valparaíso, me estaba refiriendo al alma de lo que significa también que esta ciudad, que tiene su riqueza en sus cerros y en sus casas, pero que también tiene su riqueza en sus universidades, en la ciencia, en la intelectualidad, que lo muestre con orgullo, que saque pecho por lo que ustedes son, porque aquí hay riqueza acumulada de muchos años, que ahora la tenemos que potenciar en cada uno de estos frentes.

De esta forma, no me cabe la menor duda que vamos a tener éxito en la postulación de Valparaíso a Unesco para que Valparaíso sea declarado "patrimonio común de la humanidad". Tengan seguro que esa declaración va a ser hecha y Valparaíso va a estar entre las ciudades únicas en el mundo que son declarados patrimonio de la humanidad.

Estos son los desafíos que hemos querido plantear a Valparaíso. A cada uno de estos desafíos, acá los ministros que me acompañan, han sido fundamentales, el Ministro Ravinet, el Ministro Cruz, en lo que dice con las obras de infraestructura, y el Ministro del Interior, que ha presidido, José Miguel Insulza, lo que es cómo ordenar todo este plan maestro para Valparaíso, cómo combinar recursos públicos y recursos privados, cómo combinar lo que implica la apertura del borde costero, cómo abrimos el borde costero y no interrumpimos la posibilidad de desarrollo del Puerto de Valparaíso, cómo somos capaces de hacer el camino inverso. Fuimos subiendo todos a los cerros porque el puerto se expandía, cómo ahora hacemos para que el puerto se siga expandiendo y bajemos de los cerros a mirar el mar, que es de todos nosotros. Eso es lo que vamos a hacer, a eso es a lo que los quiero invitar.

Y aquí, es un tremendo desafío para todos ustedes. Pero, excúsenme que quiera terminar con un desafío final. Ese desafío no depende del Presidente ni del gobierno. Depende de Valparaíso y que nos pongamos las pilas y ver si somos capaces.

Estuve hace poco en Shanghai, en la cubre de APEC, la reunión de los líderes del Asia Pacífico. Es una reunión muy importante. Ahí estaba el Presidente de Estados Unidos, el Presidente de Rusia, el Presidente de China, el Presidente de Japón, de Corea, de México, claro, también el de Chile, modestamente. ¿Pero qué es lo importante? Lo importante, mis amigos, es que esa es una reunión que coloca a la ciudad en un primer plano. Hoy día una reunión de esa envergadura sólo se puede hacer en Santiago, dado los hoteles y las capacidades que hay de acomodación para tanta gente. Me gustaría pensar que la ciudad de Valparaíso y Viña juntas se toman este desafío en serio y ver si somos capaces, entonces, que la Cumbre del Asia Pacífico que el 2004 es en Chile, se haga aquí mirando al mar. De ustedes depende enfrentar ese desafío.

De ustedes depende cada una de las tareas que hemos dicho. Cuando señalé que creía en el desarrollo de esta ciudad y que creía en la riqueza que la integran las personas de esta ciudad. Ustedes, el capital humano, es el que hace posible abrir el borde costero, el que hace posible la conjunción de voluntades de recursos públicos y recursos privados, el que hace posible, en definitiva, el que volvamos a soñar, igual que hace más de 400 años, cuando los que aquí llegaron y soñaron que iba a haber un puerto.


Y ahora, a lo que los quiero invitar es a soñar que junto al puerto podemos hacer de ésta una ciudad más vivible, con mejor calidad de vida, orgulloso de su pasado, pero que ese pasado es el capital que le permite mirar al porvenir. Porque en el pasado construimos un capital patrimonial, ahora lo vamos a mostrar y a cuidar. Porque en el pasado construimos un capital intelectual, que son nuestras universidades, ahora ese capital es el que nos va a permitir ponernos a la cabeza de las nuevas tecnologías, en donde Motorola o Global Crossing es el inicio de una larga marcha de muchas empresas de más alta tecnología que miran aquí como la posibilidad para instalarse, desarrollarse y crecer.

Donde ahora el recuperar el mar, para disfrute de Valparaíso, para disfrute de los chilenos, para disfrute de los extranjeros que nos vienen a ver, es una forma de volver a encontrarnos con nuestras raíces.

El destino de esta ciudad ha sido el mar. El mar lo vamos a recuperar entre todos para disfrute de todos, y es parte también del capital.

Por eso quise esta mañana aquí venir a invitarlos a este gran desafío, que estoy seguro que lo vamos a lograr, como hemos logrado cada uno de los desafíos que hemos venido realizando hasta acá, y estoy seguro que esos desafíos los vamos a hacer con la convergencia y voluntad de cada uno de ustedes.

Gracias por estar acá esta mañana, gracias por iniciar esta tarea, y les puedo decir a porteños y porteñas que los sueños que tenemos los comenzamos a cumplir ahora. De todos nosotros depende. Nos ponemos de pie, nos ponemos a trabajar y echamos para adelante. De eso se trata. Muchas gracias, amigas y amigos.

 


Celebración del día del Patrimonio Cultural
Santiago, Viernes 24 de Mayo de 2002.

Estimados amigos y amigas:

Quiero dar a todos ustedes la bienvenida a esta ceremonia de celebración del Día del Patrimonio Cultural de Chile. El próximo domingo miles de compatriotas van a visitar 36 edificios acá en Santiago y en muchas regiones del país. Esta ceremonia se anticipa a ese día, con el fin de recibir hoy a la comunidad de Putaendo, representada por su alcalde y por los jóvenes que vienen desde allá, y con el fin, también, de festejar a aquellos que de una u otra forma han sido fundamentales en la difusión, defensa y restauración de nuestro patrimonio.

En marzo de 2000 establecimos el Día del Patrimonio, para que todos los años recordáramos aquello. Nos movió la convicción que el patrimonio es un área relevante en la cultura del país. Es cierto que el Estado tiene distintas formas de participar en el fomento a la cultura. Es cierto que la cultura surge de las raíces mismas del país. Pero a través del Fondo para el Desarrollo de las Artes, del Fondo del Libro, vamos haciendo espacios para el desarrollo cultural.

Sin embargo, creo que la obligación del Estado al establecer el tema del patrimonio es cómo somos capaces de crear condiciones favorables para identificar, para rescatar, para gozar contemplando y para preservar nuestro patrimonio cultural como nación.

Este patrimonio tiene muchas formas: tiene la música, la música que se tocaba ayer en la Colonia; tiene la expresión externa, de esta música que habla del Ejército Libertador y de los que nos danzaron aquí; que tenía la imagen de aquellos que llegando desde el otro lado de Los Andes, a través del Ejército Libertador, generaron el espacio para que fuéremos un país libre, poniendo término a la época de la reconquista; tiene también este patrimonio expresiones que son tangibles y expresiones que son intangibles. Cómo somos capaces de preservar las distintas modalidades.

Recuerdo en una ocasión, en Punta Arenas, que me dijeron que estaban constituyendo el patrimonio de los sonidos que se pierden. Lo encontré tan raro, qué es lo que era un patrimonio de sonidos que se pierden. Y me dijeron "mire éste", me dijeron. Y era una máquina de escribir, de esas que usábamos antes, cuando había teclas. Y me dijeron "en 50 años más este sonido se va a perder, si no antes, porque nadie va a tener la noción que en una época del desarrollo de la humanidad había algo que se llamaba máquina de escribir para poder escribir, porque el computador hace que el tecleo de la máquina se perdió". Y después, por supuesto, había otras partes del patrimonio que también lo estamos perdiendo, que son aquellas especies que el hombre no se encarga de cuidar. Pero el canto del Chucao en la tierra de monseñor, verdad, cómo hacemos para irlo preservando y poderlo tener.

En ese sentido, creo que cómo somos capaces, entonces, de tener memoria, tener identidad como país. Porque los países sin memoria son, en definitiva, países que viven a la deriva en un mundo cada vez más globalizado que nos toca vivir.

Y el patrimonio cultural se va haciendo también a partir del entorno. El patrimonio refleja una época, un momento.

Y por eso me parece tan importante que cuando Naciones Unidas dice que el año 2002 es el año del patrimonio, es porque está entendiendo, esa entidad internacional, que en una u otra forma los países tienen que ser capaces de conservar lo que les es propio, lo que a ellos les pertenece.

Y, en ese sentido, nos ha parecido que si Chile se va a asociar a otros países a través del comercio, y vamos a vivir en un mundo más global, cómo somos capaces de preservar lo nuestro en ese mundo global, cómo aceptamos la diversidad de lo que viene de fuera, pero cómo esa diversidad de lo que viene de fuera somos capaces de contrastarla con la raíz de la herencia que hemos sido capaces nosotros de crear hoy. Ese es el sentido del día del patrimonio. Prepararnos también para un mundo que va a ser más global, pero que en ese mundo tenemos que ser capaces de tener lo propio.

El embajador de Brasil, cuando me acerqué a saludarlo, me entregó parte de su contribución, que es que ellos han abierto la embajada de Brasil, que es parte del patrimonio de Chile, como contribución, y nos ha entregado un hermoso folleto, y de paso me entregó un libro un poquito más grande, que me dijo "y éste es el patrimonio cultural de Brasil". Porque, claro, ese patrimonio si nosotros lo conocemos nos enriquecemos. Y si el modesto patrimonio nuestro, al lado del de ellos, ellos lo conocen, también se van a enriquecer. Pero eso tiene que ver con un mundo que al hacerse más global, nos obliga, entonces, a perseverar en lo nuestro.

De manera que no queremos ser un mero receptor de lo que nos llega, también queremos aumentar el espesor cultural de lo nuestro para enfrentar mejor lo que llega de afuera. Y lo que estamos haciendo aquí es aumentar el espesor cultural de Chile.

Entonces, creo que los países hoy son grandes y reconocidos por lo que ellos son capaces de dar. Claro, su economía, su producción, pero la especificidad cultural es lo que en definitiva da el timbre, el sello a una nación.

Y por eso entonces celebramos aquí este Día del Patrimonio Cultural de Chile, y lo hacemos aquí, en el Palacio de La Moneda, en donde hemos promovido la apertura de los edificios públicos a también edificios que hoy están en manos privadas y que los han abierto, como una forma de poder contribuir a nuestro propio conocimiento.
Y también hemos querido distinguir, por su contribución a la conservación de nuestro patrimonio, a un conjunto de personas que hoy nos acompañan. Y nos acompaña el obispo de Ancud, por la labor que él ha hecho en la conservación del patrimonio arquitectónico de Chile, porque ese patrimonio arquitectónico, con las iglesias chilotas, tiene que ver con la forma de fundir una profunda visión cristiana de la vida en el siglo XVIII, con el entorno que es el bosque de aquellos años de Chiloé, y con la capacidad del bosque más la fe, producir la iglesia chilota que hoy es patrimonio de la humanidad. Y cómo preservamos eso, esas 18 ó 20, ¿cuántas son monseñor?, 16 iglesias, que son fundamentales para entender parte de nuestra historia y de nuestra riqueza.

Y a través de la preservación de esa iglesia, uno puede imaginar cómo fue la vida, cómo fue el contacto de aquellos que tenían fe con Dios y cómo fue la impronta que los jesuitas dejaron en la isla. Y cómo eso moldea al chilote de hoy, con los otros elementos que están allí, pero en donde es la fusión de cultura, de visiones, lo que expresa al mundo de hoy.

Y eso es, entonces, esa armonía con su medio ambiente natural y que es la realidad presente, pero también la tradición, y cómo desde esa tradición el chilote piensa el futuro.

Cuando he estado en Chiloé y se ha discutido el carácter insular de la isla, hay un gran debate, pero en ese debate la preservación que usted hace nos permite enfrentar mejor aquello.

Y junto con eso, queremos agradecer a la comunidad de Coyo, por el compromiso asumido por preservar los sitios arqueológicos de nuestra cultura indígena atacameña. El papel jugado por esta comunidad ha sido irremplazable. Cultura atacameña que, como sabemos, jugó un rol tan importante y donde no hemos sido capaces de preservar ciertas cosas, como el lenguaje. Hay lenguajes de nuestros pueblos autóctonos que hemos perdido, porque no es un lenguaje escrito. El lenguaje mapuche no se escribe. Lo podemos ahora escribir con los caracteres nuestros. En consecuencia, la forma de preservar es muy importante, y es eso lo que aquí la comunidad de Coyo ha sido capaz de hacer.

En tercer lugar, al celebrar a Phillips Chilena por la creación de lo que ha hecho en otras partes de "Ilumina tus ideas", claro, queremos agradecer lo que ha hecho, algo tan específico, como es el Cerro Santa Lucía o como es el Puente Condell acá en Santiago, pero en donde nos parece que a través de esto la empresa privada participa activamente en la capacidad que podamos tener de desarrollar la preservación de nuestro patrimonio e iluminarlo adecuadamente.

Y, por cierto, el agradecimiento al Programa Tierra Adentro, al realizador, a Paul Landon, por lo que ha implicado como un esfuerzo al mejor conocimiento de nuestra tierra, de lo que somos, nuestros lugares, el modo de vida. En definitiva, es un archivo de la foto de hoy, que va a ser invaluable mañana. La forma de entender el pasado va a ser distinta a cómo nosotros entendemos el pasado.

Nosotros entendemos el pasado a través del dibujo y de la escritura. En 100 ó 200 años más van a entender el pasado de hoy no sólo a través del dibujo y la escritura, a través del sonido y a través del cine, a través del video. Es una forma absolutamente distinta de entender el pasado.

¿Cómo entenderíamos nosotros el pasado si viéramos a Napoleón entrando a cualquiera de las capitales que conquistaba o a Julio César regresando de Egipto? Sería una forma distinta de entenderlo. Y ellos en 200, 300 años más van a entender lo que será el pasado, que es nuestro presente. Y a través de programas como Tierra Adentro, usted está entonces desarrollando la foto de hoy, que va a ser el patrimonio que van a querer los chilenos de 200 ó 300 años más conservar y preservar. Ese es el sentido más profundo de esto, que es una forma, al tener la foto de hoy, de preservar el patrimonio de hoy para lo que va a ser el pasado en 200 ó 300 años más.

Y, finalmente, queremos felicitar a la gente de Putaendo, por la declaración como Monumento Nacional que hacemos hoy día de esa calle larga que los vincula con su origen y por donde ha pasado buena parte de la historia de Chile, y en donde allí pueden sentirse orgullosos de lo que ellos han formado dentro de la historia de nuestro país.

Y por eso aquí hoy día recibí a un grupo de estudiantes, con sus profesores, visitaron parte del Palacio de La Moneda, como una forma también de enseñar otra parte del patrimonio, del patrimonio que ellos tienen en Putaendo y del patrimonio que aquí tenemos como país.

Y no quisiera concluir estas breves palabras sin agradecer también la presencia aquí de expertos extranjeros que nos están ayudando a caminar en este ámbito del patrimonio. Personalidades venidas de Estados Unidos, de Brasil, de Argentina, de Uruguay, y en donde el espíritu de colaboración de todos estos expertos nos permiten entonces definir mejor cómo hacer para preservar mejor lo nuestro y aprender de ellos, de estos especialistas, lo que allí están haciendo.

Y, por lo tanto, quisiera concluir invitando a los chilenos y chilenas a que el próximo domingo conozcamos un poco más de lo nuestro, y abriendo los edificios que estarán disponibles para que a partir de eso podamos tener una política más adecuada en el ámbito de la cultura.

¿De qué se trata? Que lo que definimos al comienzo como la agenda del gobierno, una agenda que busca ampliar las libertades, una agenda que busca tener un mayor crecimiento en la economía de Chile, un mayor nivel de cohesión social como país, y en donde la cultura es elemento que vincula, la cultura no es un aderezo, no es un aditamento, la cultura está en el centro de un país. Y, por lo tanto, lo que aquí estamos haciendo no es sino plantear con mucha fuerza la agenda de siempre, la agenda para tener más libertades, para crecer más, para tener un país socialmente más solidario y en donde la cultura está en el centro de lo que estamos siendo capaces de crear como sociedad.

Esta es una agenda permanente, que no tiene bandazos, no es una agenda de estatistas o de liberales, es una agenda simplemente de cómo somos capaces de configurar un país más equilibrado en todos sus ámbitos, donde haya un poco más de democracia, un poco más de bienestar, porque Chile crece, un poco más de justicia, porque ese bienestar lo distribuimos mejor, y todo ello a través de un país que está orgulloso de lo que hemos hecho con nuestra cultura, con nuestra sociedad y que nos permite mirar con más optimismo el futuro.

Y felicitaciones, entonces, a los galardonados, felicitaciones a los amigos de Putaendo por esta declaración, y los esperamos a todos el próximo domingo en la visita a los distintos centros del patrimonio de Chile.

Muchas gracias.

Clausura del III Cabildo Abierto de la Cultura
Valparaíso Sabado 17 de Agosto de 2002

Estimados amigos y amigas:

Por tercera vez concurro como Presidente al III Cabildo. Lo he hecho porque creo que acá, con la visión, el espíritu de empuje y la capacidad de movilización que tiene Claudio ha sido fundamental para crear esta instancia. Y, por tanto, quisiera agradecer, en primer lugar, a todos ustedes por participar en este III Cabildo y a Claudio por esta constancia y empuje que tiene para sacar adelante las distintas tareas.

En el primero, nos invitaba a construir sueños; en el segundo, cómo éramos capaces de implementarlos; y aquí, en este tercero, nos ha planteado con claridad el que este tercero debe estar dedicado a "uno y diverso, creación de todos".

Lo que está detrás de este III Cabildo es un reconocimiento a la diversidad en la creación de la cultura en Chile, a qué es lo que ha ido ocurriendo a lo largo de nuestra historia, de cómo fuimos ocupando nuestro territorio, de cuáles fueron las influencias de los distintos sueños, visiones, utopías, la forma en que la fe fue también implicando y formando nuestro acervo cultural.

Cuando venía para acá no pude menos que meditar en este Valparaíso que postula para que UNESCO lo declare Patrimonio de la Humanidad. En otros dos casos Chile ha sido distinguido con este honor, la Isla de Pascua, en donde lo que está de por medio es cómo preservamos ese patrimonio, que es hoy día de toda la humanidad, y luego las Iglesias chilotas, donde las misiones jesuitas fueron capaces de construir y edificar esas 18 magníficas Iglesias. Y ahora postulamos a Valparaíso.

Pero usted no postula un patrimonio, usted no postula un edificio, usted no postula un moai, por importante que sea. Lo que en definitiva se está postulando es el genio humano, es el ser humano, el hombre y mujer en toda su dimensión. Qué ocurrió en un momento de la historia del hombre que quiso dejar testimonio a través de los moais; qué civilización había; qué visión tenían; cómo se entendían y se comunicaban con el resto del mundo. Y vendrá la explicación del moai que mira al mar, que le da la espalda, el sentido de lo uno o de lo otro.

¿Qué ocurre en el siglo XVIII, cuando aquellos que van a evangelizar entienden que es esencial tener la iglesia y a través de la iglesia se expresa una cultura tremenda, con fuerza? ¿Es la que levanta las catedrales en la Edad Media? ¿Qué significa que un hombre durante toda su vida, su trabajo sea esculpir una gárgola que va a estar en una catedral? ¿Qué hay detrás de eso? Y cuando la gárgola quede esculpida y la catedral se levantó, pasarán los siglos, ¿estará la catedral? Queremos conservar ese patrimonio, pero ese ser humano que durante 40 años esculpió la gárgola, dejó una impronta en la cultura de esa sociedad que tenemos que ser capaces de preservar.

Es cierto, preservamos patrimonio, preservamos la expresión de ese fenómeno cultural, pero es que preservando la materialidad estamos intentando también llegar a la raíz profunda de la cultura de esa sociedad.

Cuando decimos que queremos preservar Valparaíso para patrimonio común, estamos queriendo preservar el Chile del siglo XIX, que tuvo acá en esta ciudad el puerto con el cual esta sociedad se conectaba al mundo, que eran los atisbos del Chile independiente que a través de este puerto buscaba insertarse en lo que en aquel entonces se llamaba de manera distinta y que hoy día llamamos globalización. Y cómo la interacción de esa sociedad marca al puerto es el contacto con el exterior.

Manteniendo las proporciones, y que nadie se ofenda por la comparación, cuando Europa descubre la China y Venecia es el puente entre ambas, ¿en qué medida Venecia es hoy lo que es porque en un momento fue el puente entre Europa y China?

Entonces, cuando usted dice, ¿cómo hago para crear cultura, para preservar cultura? No es un aderezo secundario de la sociedad. Tiene que ver con la identidad misma, con la raíz de lo que somos. Y cuando se dice que queremos un Cabildo dedicado al "uno y diverso: creación de todos", estamos hablando que Chile es uno, pero su cultura refleja la diversidad de distintos fenómenos, de distintas corrientes, de distintos hechos y las sociedades que no recogen su cultura, su identidad, están llamadas a perecer, porque no tienen raíces propias.

Esa es la razón por la cual me parece tan importante este tema y porque si vamos a entrar a un mundo que va a ser cada vez más global, y lo estamos viendo, es que en ese mundo cada vez más global cómo preservamos la identidad de cada uno de nuestras sociedades, cómo preservamos la raíz de lo que somos, cómo preservamos nuestra propia diversidad, que es lo que da más riqueza a lo que tenemos como país.

Y, claro, es aquí donde me parece tan importante que para ensanchar el alma de Chile, como lo ha dicho tan bien Claudio esta mañana, tenemos que ser capaces de crear espacios, porque la forma de entender la creatividad cultural en el norte con la influencia aymara será muy distinta de aquél que tiene la percepción de vivir aislado en el extremo sur de Punta Arenas, con la influencia que nos llega del mundo europeo a finales del XIX y comienzos del XX.

En cada lugar, en cada comuna, en cada localidad, ustedes lo saben mejor, está la raíz, que es lo que explica la cultura que en una u otra forma ustedes llegan acá a plantear.

Y cuando entregan todos estos resultados, en buena medida lo que está allí, qué instrumentos tenemos para preservar aquello, y cuáles de esos instrumentos son más útiles para poder mantener esa diversidad. Eso es, me parece, lo que está detrás de lo que estamos haciendo.

Y cuando planteamos el tema de la Región XIV, de aquellos que miran a Chile porque son chilenos desde fuera, lo planteamos por un tema muy de fondo, muy profundo: nunca en la historia de Chile nos habíamos enfrentado a un fenómeno cultural, por cierto que es político, es económico, tiene muchas explicaciones, pero es un fenómeno cultural, en donde un número tan grande y significativo de chilenos se van de Chile y empiezan a mirar a Chile desde fuera.

Y cuando usted mira a Chile desde fuera, lo quiera o no lo quiera, empieza a mirar a Chile a través del prisma de los valores, de las visiones, de la sociedad de la cual está ahora formando parte. Y probablemente la forma de mirar a Chile desde Australia será distinta de la forma de mirar a Chile desde Costa Rica o distinta de la forma de mirar a Chile desde un país escandinavo.

Pero lo que allí se haga y se cree por esos chilenos fuera de Chile va a influir en la cultura de Chile. No será la primera vez que estos fenómenos producen aquello. Cuando se produce la guerra civil española y un número enorme de intelectuales españoles desemboca en México, y en México se crea esa institución que es el Colegio de México, bueno, allí hay una impronta, un efecto sobre la cultura mexicana que dura hasta el día de hoy, y lo mismo a la inversa.

¿Qué significa para un conjunto de creadores artísticos crear pensando en Chile viviendo fuera? Y cómo preserva eso. Y esa es la Región XIV. Chile se enriquece si a esos chilenos que están fuera de Chile se les dice: "quiero que voten, quiero que piensen, quiero que sigan", porque ahora esos chilenos fuera de Chile son parte de la riqueza de Chile que antes no existía. Lo que fue producto de un hecho trágico en la historia, termina siendo, del punto de vista de la cultura, un elemento que nos enriquece culturalmente.

Y no me cabe la menor duda que cuando en muchos años más se escriba la historia del desarrollo de la cultura del siglo XX, por cierto, ahí van a estar Neruda y la Mistral, qué duda cabe. Ahí van a estar Matta y Antúnez, por cierto. Pero, más que eso, va a estar el fenómeno de la creatividad cultural de los que están en el exilio y que es un enriquecimiento de la creatividad a la cultura de Chile. Porque en el fondo usted está asimilando otras experiencias, otras diversidades para crear una sola cultura. Esto es.

Entonces, el desafío es -todo esto está muy bien- cómo hacemos una institucionalidad que dé cuenta de esto, que preserve esto. Y, en consecuencia, lo que hemos buscado no es, por cierto, lo que algunos pretenden decir que aquí se trata de una cultura dirigista o estatista. Eso no es entender nada de lo que es la cultura. La cultura es creatividad a partir de grados crecientes de igualdad, y para tener mayor libertad para crear se requiere sí mejores oportunidades para dedicarse al quehacer intelectual. Esas son estas demandas.

Y, por lo tanto, uno dice "busquemos una institucionalidad que sea capaz de aprehender toda esta diversidad". Claro, comenzamos por la primera de las diversidades, que son las distintas expresiones culturales. Pero donde esas distintas expresiones culturales cambian, se reproducen enormemente. Las siete musas de la cultura, las bellas artes, la música, la danza, etc., ¿hoy día cuántas son? ¿Qué hacemos con lo audiovisual, qué hacemos con lo que se va a abrir al mundo de la creatividad a través de la computación? Estamos recién comenzando, no lo podemos imaginar.

Y, en consecuencia, junto a ello, que es la diversidad de la creatividad cultural, está la diversidad de los espacios geográficos donde se crea, y en donde la geografía, la sociedad influye, marca, qué duda cabe. Qué duda cabe de que la cultura que se crea en el Trópico es distinta de la cultura que se crea en un desierto. Pero eso hace entonces, cuando tiene una tan larga y angosta geografía, como dijo Subercaseaux, que acá tenemos también una geografía tan diversa que imbrica cosas distintas desde el punto de vista cultural.

Y dentro de esta institucionalidad que queremos crear, y por eso cuando se produjo este incidente poco feliz en el Parlamento me molesté. Me molesté porque me pareció que no se estaba entendiendo la profundidad de lo que se discutía. No era una ley más. Era algo que tenía que ver con cómo generamos una institucionalidad que dé cuenta de esto, porque eso tiene que ver con el país. Si estamos firmando acuerdos de libre comercio con medio mundo, entonces tenemos un tremendo desafío de cómo preservamos lo que somos y eso es lo que está de por medio.

No nos podemos negar a lo que viene, es así. A las marcas internacionales, que son parte de este mundo, la nueva cultura, el fax, todas esas cosas, claro, los Mac Donald's, "sí, ahí están, muy bien", tenemos que aprender a convivir con eso. Pero eso no quiere decir que no seamos capaces de preservar nuestros valores, nuestras identidades, lo que somos.

Entonces, claro, por eso como Presidente fui a Chiloé cuando la UNESCO declaró esas Iglesias Patrimonio de la Humanidad.¿Y cómo no hacerlo si eso es algo de lo cual los chilenos estamos orgullosos, que ocurrió en Chile? Entonces, cómo lo preservamos.

Y eso tiene que ver con este tema de la institucionalidad. Y dentro de esta institucionalidad, los Cabildos se han ganado un espacio. No porque ya sea el tercero. Se han ganado un espacio porque se encontró una forma de entender cómo genero una instancia de discusión única, una vez al año, en donde nos reunimos de las distintas comunas, con brillantes ideas, no tan brillantes ideas, y con malas ideas, que también tienen que haber, porque en eso consiste la diversidad. Si todos tuviéramos sólo brillantes ideas, sería muy aburrida la vida, no podríamos discutir entre ideas buenas y malas. Pero en eso consiste.

Y, por lo tanto, aquí es muy cierto lo que se ha dicho también: "no basta con promulgar leyes". Es cierto que ahora, después de lo que ocurrió, va a existir, no me cabe duda, una institucionalidad de la cultura en Chile, que como dijo muy bien Claudio, "recoge 200 años de búsqueda". Pero promulgar leyes es tan fácil. Si el mundo se arreglara promulgando leyes, me temo que estaría arreglado. Pero es más que eso, y todos lo sabemos. Todos sabemos que la ley es un instrumento, pero ese instrumento tiene ahora que ser, de alguna u otra forma, llenado por lo que hacemos cotidianamente.

Y, por lo tanto, cómo somos capaces de generar los elementos adecuados para, a partir de esa institucionalidad, tener el reconocimiento de los distintos ámbitos de la cultura, el reconocimiento de los distintos espacios geográficos. Cómo avanzamos en descentralización regional, provincial, comunal. Cómo avanzamos, tema no menor, en aquellos que van a hacer de la cultura su vocación de vida. De aquella otra parte que tiene que ver con la formación del ser humano, en donde la capacidad de admirar un hermoso cuadro es parte de su formación educativa. Son dos mundos distintos, pero que se expresan de una sola forma, que en los contenidos educacionales es donde a todos les da la capacidad de emocionarse ante una escultura de Rafael, pero donde también algunos tienen la capacidad de seguir el camino de Rafael. Y, en consecuencia, una sociedad tiene que ser capaz de ambas cosas.

Y a ratos, es cierto, aquellos que participan en el mundo de la cultura tienden a pensar lo segundo y no lo primero. Pero un país que se precia de tal es un país que genera las condiciones para ambos desafíos.

En suma, creo que en estos años hemos avanzado, creo que vamos a tener una nueva ley de institucionalidad cultural y conjuntamente con ello creo que hemos avanzado al generar este espacio que son estos Cabildos.

Y, por lo tanto, cómo hacemos la síntesis entre esa institucionalidad que sigue un rumbo y los Cabildos que han ido marcando una forma de expresión y que tiene que ver con la forma tal vez institucionalizada de preservar la diversidad, en tanto cada una de las comunas, de las regiones, expresan un ser cultural distinto unos de otros y es lo que nos da la fortaleza para tener un solo ámbito cultural como país.

Y, en consecuencia, a partir de esto que aquí se ha hecho tenemos que recoger la institucionalidad y preservar esto que ustedes han dicho: queremos mantener estos cabildos, queremos generarlos como un espacio permanente de interacción que nos permita estar cada vez más orgullosos de lo que somos, cada vez más orgullosos de lo que hemos tenido y lo que hemos creado y conscientes que si lo preservamos estamos abriendo ventanas a la cultura, que nos permiten entender y atrevernos a entrar a un mundo global con la fortaleza de nuestra propia identidad, que la globalidad no va a ser capaz de amilanar. De eso se trata nada menos. Ese es el verdadero desafío.

Viviremos en un mundo más global, pero cada sociedad va a tener que tener más fuerza en lo que es. Y se es a partir de lo que somos capaces de crear, como la cultura nacional. Ese es el desafío, ese es el sentido y en esa dirección ustedes en este III Cabildo -al igual que en los anteriores- han hecho un importante aporte. Esperemos, entonces, por el IV Cabildo, que será, qué duda cabe, mucho mejor todavía.

Muchas gracias.

 



Palabras de S.E. en Ceremonia de Inauguración del Terminal de Pasajeros del Muelle Barón
Valparaíso Lunes 10 de Noviembre de 2003

"Amigos y amigas:

Hace poco más de un año estuvimos aquí, en el marco de la presentación de lo que era un conjunto de proyectos del Bicentenario. En ese momento aludimos también a un terminal de pasajeros, que es lo que estamos viendo en el día de hoy. Entonces era parte de algo que se veía todavía lejano, un sueño difícil de concretar. Hoy día es distinto. Lo planteamos en ese momento también como una forma de sacar los containers y dar paso a que los porteños volvieran y los visitantes volvieran a ver el mar. Eso es lo que estamos viendo en el día de hoy.

Hoy estamos recibiendo una obra que reafirma lo que dijera el alcalde Pinto hace un par de años, cuando invitó a los porteños a soñar y hacer realidad sus sueños. Invitó en esa ocasión a que los porteños volvieran a mirar el mar, y creo que hoy día con esta obra se está haciendo eso.

Creo que José Manuel Urenda dijo muy bien al señalar la importancia de la participación del ámbito privado en lo que es el proyecto del borde costero. Si este proyecto es realidad, va a ser consecuencia de esfuerzos mancomunados, de cómo definimos un marco, que es lo que va a hacer próximamente -nos ha anunciado el alcalde- en los próximos meses, para poder hacer de esto realmente un lugar de esparcimiento, un lugar que acerque un poco más al mar, ese mar que es parte de nuestra historia, que es parte de nuestro desarrollo, es parte del futuro de Chile, porque Chile tiene que ser definitivamente la puerta de entrada a esta región, América Latina, desde más allá del Océano Pacífico.

Y hoy día esta obra nos va a acompañar por un buen tiempo, esta obra representa, como muy bien lo dijo el alcalde, una apuesta de parte del sector privado a la potencialidad que pueda dar Valparaíso. Y creo que en este terminal y en este muelle queremos conciliar el esfuerzo del sector marítimo-portuario, con el empeño de una ciudad que quiere hacer del turismo una fuente importante de ingresos.

Y eso es otra industria, distinta a las que teníamos antes, pero es una industria de estos tiempos. Nunca pensamos en 70 mil turistas entrando por Valparaíso a través de 45 ó 50 cruceros. Esa es la verdad. Y ésta es una industria en aumento, ésta es una industria que va a crecer y para la cual tenemos que estar en condiciones de prepararnos y competir, igual como nos preparamos y competimos enviando bienes fuera, nuestros vinos, nuestros salmones, nuestra fruta, que tiene que ser de calidad, igual tenemos que recibirlos de calidad.

Igual tenemos que ser capaces de contar un cuento. ¿Cuál es el cuento de llegar acá? Un cuento que tiene que ver con nuestras tradiciones, con nuestras culturas, con lo que somos, con nuestra historia, es parte del cuento que se cuenta, es parte de lo que somos, es parte del cuento cómo surgió Valparaíso, qué significaron los migrantes europeos que llegaron en la mitad del siglo XIX, cómo se fueron encaramando por los cerros y qué es lo que significa. Ser Patrimonio de la Humanidad es parte del cuento, es un todo lo que esta acá.

Es cierto, lo importante es que parte de ese cuento no es la imaginación de dos o tres, es la percepción más profunda de los porteños. Y lo que hemos escuchado de José Manuel Urenda cuando dijo "hicimos nuestros cálculos y no estábamos seguros de la rentabilidad", entonces le agregó un poquito de sueño cuando dijo "es que ésta es la región nuestra, aquí nacimos, aquí queremos tener algo que mostrar al mundo". Y con este aporte de ustedes, ustedes están diciendo, en los hechos, "nosotros creemos que Valparaíso vale la pena y que tiene algo que mostrar al mundo, y por eso este terminal".

Porque ¿si no?. Digámoslo con franqueza, esos cruceros seguirán de largo, si aquí no hay una historia, un cuento, una cultura, algo de lo cual queremos aprender un poquito más, entonces no vamos a llegar acá, vamos a seguir de largo, a otras ciudades, a otos cuentos, a otros sueños.

Siempre he pensando que Valparaíso tiene mucho que contar, tiene que contar en su tradición, en su historia, en su pesca, en su comida, en su mar, en lo que somos, en cómo se va formando esto, con la Armada de Chile, es todo parte de lo mismo, y La Sebastiana, un poquito más allá. Y si se van a quedar un par de horas más, capaz que lleguen hasta Isla Negra. Es parte de lo mismo, es parte del cuento, es parte de un país.

Hoy día, mis amigos, los países se venden en el mundo por todo lo que son. Los vinos de Chile no son solamente buena cepa, hay una historia detrás, un imaginario detrás. Es el país del sur del mundo, allá donde se juntan los dos Océanos, el Pacífico y el Atlántico, son muchas cosas. Entonces hay unos vinos que se llaman Ventisquero, otros que se llaman Cabo de Hornos. No es casualidad, es ser parte de eso. Y entonces, eso implica tener esto, tener este terminal, es parte de esa historia.

Por eso estamos contentos de estar acá como Presidente y de compartir y decir "sí, efectivamente con Agunsa se han hecho muchas cosas, pero hay imaginación. Como me decía José Manuel cuando veníamos acá "nos quedó mejor el terminal nacional que el internacional", en Pudahuel. Y es real, ¿ve usted, ahí tienen esas exposiciones, cada 90 días las cambian? Claro, hay imaginación, hay deseo de decir "puedo mostrar esto".

Entonces ese millón y medio de pasajeros que pasan, esos otros que pasan, van viendo, van conociendo, y esos stand que hay ahí afuera, tienen que haber muchos más.

Cuando partimos con la idea del borde mar -supongo que puedo comentarlo aquí ahora-, se entrevistó a muchos y se hizo, como se dice, ahora un focus group, una encuesta y un focus group con los que venían, con los pasajeros que venían en los cruceros. Una buena parte dijeron "no sabemos para qué nos trajeron acá". Espero que nosotros sepamos darle una buena respuesta de por qué los traemos acá, de por qué van a estar acá y de qué es lo que significa. Es parte de la riqueza, es parte del paisaje.

Y si estos cruceros los tenemos acá durante seis meses al año y, claro, y los otros seis meses tenemos un centro de convenciones, entonces a lo mejor hicimos 'bingo', mejor dicho Agunsa hizo bingo, pero lo hizo a partir de una apuesta en la región, y eso creo que es digno de aplauso de todos nosotros.

Estoy contento aquí por lo que significa, contento por el esfuerzo y contento porque, en definitiva, se empieza a plasmar algo que parecía un poquito lejano, pero que se empieza a concretar. Y cuando uno dice "vamos a hacer la IV etapa y tenemos el Troncal Sur, y tenemos esto y tenemos lo otro", es parte de un todo, y parte de ese todo hoy día está en este terminal que está a la altura del sueño que todos queremos para esta hermosa ciudad puerto.

Muchas gracias".

 


El Mercurio de Valparaíso
Año 175 - Nro. 59868 - Lunes 19 de noviembre de 2001

Afirma consultor de Unesco

"Valor de Valparaíso reside en cerros, no en casco histórico"

Experto urbanista hizo notar que es necesario destacar lo que identifica a la ciudad, lo que le da personalidad

IDENTIDAD PORTEÑA.- El turista busca lo distinto, lo que identifica a una ciudad, según el arquitecto Roberto Segre, consultor de la Unesco. Y de Valparaíso, él resalta sus cerros: "Estas construcciones no han sido hechas por arquitectos, pero hay detrás un trabajo importante, que le otorga una personalidad muy fuerte a Valparaíso".

El valor urbanístico de la ciudad de Valparaíso no está en su casco histórico -como muchos piensan- sino en la conformación de sus cerros, donde la arquitectura es coherente, homogénea y única, al punto de que "quizás sea más importante salvar espacios arquitectónicos y urbanísticos de los cerros, en vez del casco histórico".

Este es el particular planteamiento del consultor de la Unesco, el arquitecto Roberto Segre, quien se encuentra en nuestra ciudad invitado por la Facultad de Arquitectura de Valparaíso para realizar un ciclo de conferencias denominado "Arquitecturas y ciudades al fin del milenio".

Con un gran respeto por los procesos que desarrollan las distintas ciudades y sin un ánimo de criticar lo que se está haciendo en Valparaíso, este profesional de nacionalidad italiana y argentina -quien ha vivido en distintos países de Europa y América Latina- comenta con cierto asombro que el interés de la comunidad porteña está centrada en su casco histórico más que en sus cerros.

Explica que, de acuerdo a su experiencia, el valor de una ciudad está en aquello que le da personalidad, en aquello que lo hace diferenciarse de las demás. Y, para este profesional, la particularidad de Valparaíso radica en la curiosa conformación de anfiteatro de nuestro puerto, donde sus casas parecen colgar nostálgicas, dando cuenta del esfuerzo de sus habitantes por tener lo propio. Ello, porque muchas de estas viviendas son autoconstrucciones, todas las cuales forman una unidad propia e inigualable, según este experto.

 

DETERIORO DE VALPARAISO

 

Hace más de 30 años que este profesional no visitaba Valparaíso. Si bien al momento de esta entrevista sólo había recorrido algunas de sus calles, fue suficiente para percatarse de su gran deterioro.

"Me parece que el centro histórico se encuentra en un estado precario, tanto por la condición en que se encuentran los edificios, como por el tipo de comercio que funciona allí. Incluso hay inmuebles que no son muy viejos, pero igual están mal conservados", dijo Segre.

Precisó que el casco histórico de nuestra ciudad prácticamente no tiene arquitectura colonial, ya que -según dijo- es una ciudad del siglo XIX. Reconoce, igualmente, que los numerosos sismos que han afectado a esta zona han influido en forma importante en el estado de sus edificios. Es más, comenta que la arquitectura del casco histórico de Valparaíso no es coherente, pues no se aprecia una homogeneidad en sus viviendas, en las formas de sus cuadras, el diseño, fachada, etc..

 

SALVAR LO SIGNIFICATIVO

 

"Valparaíso tiene edificios interesantes, y espacios urbanos muy atractivos, como la avenida Brasil. Sin embargo, también me ha llamado la atención la gran cantidad de sitios sueltos (eriazos) que hay. Es más, recuerdo que hace 30 años dicté una conferencia en un edificio que hoy ya no está. Eso me llama la atención", dijo.

Su sorpresa se basa en la convicción de que es necesario salvar todo lo que tenga una significación cultural, todo lo que represente el aporte de los arquitectos y artistas de cada país y de su gente. En este contexto, le otorga gran valor a la arquitectura popular espontánea, como la que se ha dado en los cerros de Valparaíso.

"Estas construcciones no han sido hechas por arquitectos, pero hay detrás un trabajo importante, que le otorga una personalidad muy fuerte a Valparaíso. Tienen una coherencia única. Es más, quizás sea más importante salvar espacios arquitectónicos y urbanísticos en los cerros, en vez de hacerlo en el casco histórico, porque la arquitectura de esta zona no es característica de Valparaíso y lo que hay en sus cerros sí", aseguró el profesional.

SUBIR


El deber de informar 

Estimados amigos: Hace algunas semanas un periodista de un medio escrito de comunicación, titulaba una columna “El derecho a saber” en esa, él hacia una crítica a la poca información, que la comunidad, tiene en relación al plan “auge” impulsado por el gobierno.

Yo quisiera decirles, al periodista y a todos:

 Esto no es nuevo, ahora y siempre se ha mantenido ignorante a la ciudadanía para evitar interferencias en las decisiones que involucran aspectos que necesariamente, debieran ser consensuados con la comunidad. Es una regla de oro, la Ciudadanía no debe y no puede participar de las decisiones importantes aunque sea directamente perjudicada.

 Es una actitud, que es recurrente en la época actual cuando la información fidedigna y veraz es una especie en extinción. La desinformación es una de las maneras de lograr fácilmente los fines que se persiguen, con un claro perjuicio en las personas o en las actividades que dicen, pretenden mejorar o beneficiar.

Cada vez que se desea obtener la aprobación de un proyecto o de una iniciativa que afectará negativamente a una mayor cantidad de personas en beneficio de uno o de unos pocos privilegiados, se realiza una campaña publicitaria  y por los medios de comunicación, destacando utópicas bondades o cosas generales que disfrazan la verdadera intención, descubriéndose mas tarde, cuando ya nada puede hacerse para corregirlas, que se mintió descaradamente.

Concuerdo plenamente con la frase del periodista “sólo una población informada es capaz de exigir sus derechos”, sin embargo, debe precisarse que a la comunidad debe  informársele con verdad  y oportunamente siendo las autoridades y los medios de comunicación quienes tienen las herramientas y la obligación ética de hacerlo, pero, que vemos en la cotidiana realidad, un ciclo infinito de complicidad entre los intereses políticos y económicos de grupos de poder con algunas autoridades y medios de comunicación para mantener desinformada  e ignorante a la comunidad.

En este sitio que nos pertenece a todos, igual como el Patrimonio que estamos defendiendo, procuraremos informar a la Comunidad, la verdad, sobre los temas  que contradictoriamente a lo que sería lo normal, las autoridades y medios de comunicación, esconden o tergiversan para dar una sensación de buenísimo. (Cuando llegan a tocar el tema,) pero cuando las cosas no se pueden mostrar de manera exitista  lo esconden.

En lo referente al cambio de uso de suelos del borde costero de Nuestro Valparaíso solamente han informado lo que les conviene y aún así no se han cuidado de mentir.

Los habitantes de Valparaíso por otra parte también tenemos una responsabilidad, tratar de mantenernos conectados, interesados e informados con las cosas importantes que están ocurriendo,  opinar y discutir,  abrirle de alguna manera paso a la Verdad.

Sabemos que los medios de comunicación están la mayoría siendo manejados por el sistema. De manera que las cartas al director,  denuncias y demases, no sirven.

 Lo que sirve es que exijamos a las autoridades, en las cuales  hemos delegado la  defensa y la responsabilidad de velar por nuestros derechos, le hemos entregado a  cada uno, de los que ostentan un cargo público por votación popular, distintas misiones, en los deberes de su estado, y por lo tanto habiendo visto que esos deberes son sobrepasados por intereses que son ajenos al bien común. Debemos pedirles, rogarles,  que cumplan con lo que le hemos encomendado.

Y tratándose de una materia tan delicada como es el tratamiento que debemos darle a Nuestro Patrimonio Natural, Cultural, y de la Humanidad, tienen la obligación de consultarnos y no lo han hecho.  Nada mejor para solucionar esto que recurrir a un instrumento legal, que ha sido por siempre el medio más eficaz de consulta popular. Exigimos un plebiscito para que sea cada uno de los porteños quienes digan que es lo que quieren para su ciudad

Además  considerando, e informando a la comunidad por todos los medios posibles,  todas y cada una, según corresponda, las “Recomendaciones sobre Protección en el Ambito Nacional del patrimonio Cultural y Natural” de la Organización de las  Naciones Unidas para la Educación  Ciencia y la Cultura (UNESCO), que el Estado de Chile y en especial la ciudad de Valparaíso prometió respetar.

 Asimismo pedimos a todos que asumamos el compromiso de cuidar y proteger de la destrucción, todos aquellos “tesoros” que pertenecen a toda la comunidad y a los cuales los grandes capitales ya le tienen la garra encima, y no solo en Valparaíso sino en todo el país.

 Debemos estar atentos vigilantes y orgullosos es un deber de porteño: debemos ser custodios y vigías de nuestra historia, ya que ahora no es solo nuestra, sino de toda la Humanidad.

 

Edith Vega K
Valparaíso Nuestro

SUBIR


Mayo, Mes del Mar.
Señor Director:

"Una vez más los pescadores abrazan el mar, caminando en busca del diario sustento. San Pedro, apóstol y pescador les señala el camino, la huella que les permitirá hartar el bongo...

Mar de chile: Desde el norte hasta el territorio antártico, con "El Caleuche" y "La Pincoya", lavando matinalmente el rostro de la nación que le canta: "Y, ese mar que tranquilo te baña, te promete futuro esplendor...".

Mar de Chile: Voz ronca que genera miedo en quienes aún no lo conocen... los pobres y los ricos, los de terno azul y algunos descamisados. Sordo al paso de pregones y voces, respetuoso cuando las gaviotas evocan con sus dolientes graznidos la epopeya del norte, por allá por Iquique, un 21 de mayo...

Y el aura porteño besa los rostros de los niños que, junto a la acuosa mancha juegan y elevan sus volantines que, por intantes aspiran besar el azul que ensortijado eleva jureles y merluzas...

Mar de Chile, tus gotas de sal se entremezclan con la fatiga y lágrimas del porteño que ascendió a los cielos y no entiende, ni con palabras ni con golpes que tu eres, sencillamente, creación del Todopoderoso...

Cordialmente,

 

Juan Meza Sepúlveda"

 

 

 
 
Todos los logos y material escrito son copyright © Valparaisonuestro.cl,
imagenes y material extra es copyright de sus respectivos autores.
Optima resolución a 800 X 600 pxls.